martes, diciembre 12, 2006

U2 y Green Day: The saints are coming…

La pantalla me llamó la atención. Una nueva vieja canción de U2 y de Green Day (original de un grupo de 1978 llamado The Skids, algo así), que pensándolo bien no sonaría del todo mal, siendo uno de ellos ya un grupo consagrado y el otro un grupo que siempre ha ido para arriba desde hace mas de diez o quince años que se formó. Y no dejaría de ser una sencilla canción de denuncia y protesta de esas que a nuestra ya gruesa piel ya no entran con facilidad.

Ustedes ya saben, la edad del cinismo y de la ironía hacen mella. Oh sí.

There is a house in New Orleans
They call the Rising Sun
And it's been the ruin of many a poor boy
And God I know I'm one

My mother was a tailor
She sewed my new bluejeans
My father was a gamblin' man
Down in New Orleans


Pero de pronto escucho la letra de la Casa del Sol Naciente, la que cantara hará ya cuarenta y dos años The Animals de Eric Burdon, que es la que le da el tono de la ciudad desaparecida, la ciudad ahogada.

Es complicado describir un video que ya todos ya pueden ver en las principales cadenas del género. Pero esta canción deja de ser una más al sentir las imágenes como nos fueron golpeando en menos de dos minutos.

Inmediatamente que Bono toma la canción en el sentido de que ¡Ya vienen los santos!, comienzan a mostrarse ante nosotros las imágenes de Katrina que todos conocemos una por una, los diques invadidos, el Superdome lleno de refugiados, ¿escenarios de pesadilla? Pesadilla real… una calle llamada propiamente (aunque fuera sobrepuesto el nombre) Humanidad totalmente rebasada por las aguas… La desesperación total.

Pero algo pasa, de pronto los helicópteros empiezan a traer ayuda, se ven invadiendo los cielos de Nueva Orleáns, empiezan a traer ayuda a rescatar personas… ¡Es impresionante! De pronto, ¡los vehículos que sabemos que están en Iraq están aquí en Nueva Orleáns ayudando a su gente! ¡Volvieron!

No están matando personas inocentes por equivocación o manteniendo un estado de sitio de práctica guerra civil en un sitio lejano invadido de pobreza y petróleo, están donde debieran estar.

Los poderosos jets F-16, los implacables bombarderos B1 Stealth de 2,000 millones de dólares cada uno ayudando a la gente pobre de Louisiana, la de pocos recursos (diez aviones de esos y será la suma de toda la ayuda que se les ha dado hasta la fecha… excepto la que se ratearon muchos, y eso está registrado, oh sí), que como cliché recurrente son los que siempre sufren más. Los vehículos militares pesados y aún así anfibios sacando a los damnificados.

¡Van llegando los santos, van llegando los santos! El grito de júbilo resuena en nuestros días como los coros de la canción de U2 de I Will Follow o con ese tono "Edgesque" que U2 sabe muy bien imponer cuando nos quiere (y lo logra) avasallar con una canción en que sabemos que son sólo cuatro y con una (¿por qué no decirlo?) muralla de sonido nos trata de enloquecer y dominar y someter con el bajo de Adam Clayton y la batería de Larry Mullen.

Pero hoy no es día sólo de U2. Los de Green Day (capaces como ellos solos desde antes de los días de Nimrod) y U2 están extáticos tocando y respondiendo los interrogantes, en este caso son guitarrazos que están en pos de que la gente tenga lo suyo por lo que mas necesitan en ese instante…

A drowning sorrow floods the deepest grief
How long now
Until a weather change condemns belief
The stone says
This paternal guide once had his day
Once had his day


La canción es breve, durando como muchas de las ilusiones duran. Los vehículos se desvanecen. Los Harriers ya no están. Las decenas de helicópteros ya no se escuchan, ya no cruzan los cielos.

En el Superdome, en aquellos aciagos días del verano y otoño del 2005, resonaba la desesperanza, tal como hoy mismo sucede en muchos de aquellos lugares nobles y orgullosos que sencillamente ya no están con la vida que tenían antes del último de agosto del año 2005.

U2 y Green Day, y con ellos el rock, han puesto el dedo en la llaga y, desgraciadamente, no será escuchado. Una vez más….

The saints are coming, the saints are coming
No matter how I try, I realise there’s no reply
The saints are coming, the saints are coming

El decepcionante anuncio de (NOT) As seen on TV queda al final. Esto no se ha visto, ni se verá por varios años tampoco, en la TV…



NOTA:
Si alcanzaste a terminar toda la nota anterior y si es que fue de tu agrado,
podrías seguirle con los LINKS INTERESANTES que están al lado IZQUIERDO de aquí para…

1. leer algunos distintos artículos míos en el blog de LaPalabra.
2. o leer mis cuentos…
3. o lo que escribí en el blog de Crónicas de Nuestras Guerras Secretas para completar la segunda parte de dicho libro…
4. o bien me podrías pedir a mi correo el mencionado libro de Nuestras Guerras Secretas completo en PDF…
luisgmetaconexiones@gmail.com
5. o leer mi novela de Technotitlan: Año Cero que está en los links de aquí a ladito a la izquierda… que está por el momento son dos partes y estoy por poner la tercera y después la cuarta…
6. y agregaré más cuentos en blog de cuentos y agregaré mi otra novela de Sangre de Neón en otro blog más…

Ah, y si estás en revista o periódico y quisieras incluir un artículo de estos ahí en tu medio, ¿por qué no me escribes? Me encantaría colaborar en tu medio ya sea impreso o en el ciberespacio.

Luis García


No hay comentarios.: