miércoles, septiembre 05, 2007

Da la cara, Malandro: Todo cambia, ayer navegadores y motores de búsqueda, hoy Facebook, mañana, ¿qué?

(This small paragraph is for non-speaking Spanish visitors. This is a try to give you an idea about the blog. I’ll intend to do this always with the next notes that I’m going to publish in this place. Please welcome and excuse our limitations in your language.

Thank you for coming)

Abstract: Face to Face: Everything changes, yesterday the browsers and the search engines, today Facebook, tomorrow, what?


This blog talks about Facebook from the perspective of the social networks; o redes sociales, including now the thing about the real hidden power inside of Facebook, its relationship with the people, a discussion about the new platforms that permit the building of small application tan could be THE REAL Killer Application of tomorrow in the social networks, and everything related with the “Social Graph” of the people, the “Social Engine” and stuff (whatever that means). And we make a small stand about Wikipedia and WikiScanner and its consequences about the anonymity and the truth. Be patient, be happy, and above of all, eat your vegetables. Enjoy the trip…

Please welcome…


Los hechos son los hechos: Facebook crece a 150,000 usuarios diarios, tres veces más que MySpace. Se dice que Facebook tiene 30 millones de usuarios y que MySpace tiene como 100 millones (muchas son las mismas, MySpace no exige nada al respecto). Que Facebook está lleno de gente universitaria y bien educada, que MySpace está lleno de personas que fingen otras identidades mientras que Facebook es tu cara de otra manera no estarías dentro de Facebook (lo cual no me queda muy claro de cómo sucede esto, a mí me invitaron, no sé si otra gente podría fingir su identidad, aún así, esa es la clave del éxito de este lugar.

Y eso se refiere al contexto de lo que es una gran parte Internet, una de sus grandes fortalezas y grande debilidad al mismo tiempo: su posibilidad de anonimato, que en cierto sentido es la que te da por un lado la libertad de hacer mil cosas, y asimismo el espacio para crear tus guarradas, como dicen en España.

Por un lado también se dice que Facebook busca la autenticidad y de hecho ellos afirman que no buscan construir comunidades, ni se trata de hacer nuevas conexiones, en otras palabras se basan en que esas comunidades ya existen y esas conexiones también. Ellos lo que hacen es proveer un armazón en las cuales estas, en dado caso, se refuerzan.

Por ejemplo y sin apartarme mucho del tema de Facebook, un hacker recientemente inventó un rollo llamado WikiScanner. Muchos ya conocen la Wikipedia. Muchos la consideran el Dios del Conocimiento por excelencia (en diciembre regañé a un sobrino su “dejadez” respecto a ya no querer leer de sus libros de texto al hacer sus trabajos por hacerlo todo desde Wikipedia, con su módico y dañino “cut and paste” brutal y sin sentido, errores de ortografía sin sentido, sin que reparara en el hecho de que Mamá Wiki es hecha por todos nosotros, con todos nuestros asegunes, errores, virtudes públicas, vicios privados, prejuicios, estereotipos y demás.

La Wikipedia para esto, como es de todos, está sujeta a todos y no pide certificado de nada, ni de “bien intencionado”, ni de “bien informado”. Pero se espera que a final de cuentas un consenso surja que se dé a través de lo que mencioné arriba, una “selección natural”.

Resulta que muchos temas que aparecen en Wikipedia están a discusión. Ya sabemos que la vida es así, que la verdad es relativa y ajustada en lo temporal y en lo geográfico, y también sabemos que no hay muchos árbitros que estén de acuerdo en muchas cosas. Si, por decir, hay discusión por saber cuál río es el más grande del mundo, si el Nilo o el Amazonas (como si de ahí se pudiera asegurar cual agua de ellos es más sabrosa o algo tan trivial de significancia especial), imaginemos cuestiones más complejas y espinosas como la Guerra Árabe-Israelí en todas sus múltiples ediciones.

Entonces, si yo fuera un árabe-english speaker podría editar si quisiera el texto correspondiente a lo anterior escribiendo de manera más sesgada acerca de las injusticias y abusos de los israelíes, o viceversa, si el editor en turno fuera un israelí preocupado por su descripción del papel de su país en ese conflicto. Al final de cuentas el texto que leyeran las personas curiosas en busca de conocimiento en Wikipedia sobre ese tema sería el de la última versión entre lo que escribieran estos dos oponentes. Un día el de uno y al otro día, el del otro.

El caso es que mucho de esto la gente lo desconoce y puede que tome Wikipedia al pie de la letra. Entonces el conocimiento variaría de hora o día a partir de quien lo modificara.

Todo esto podría ser escrito anónimamente, pero he aquí que un cuate desarrolló un WikiScanner que a partir de la dirección IP del lugar de donde la escribió, si bien no se sabrá probablemente la identidad si se sepa de que lugar lo realizó. Incluso el edificio.

De ese modo con WikiScanner se ha sabido que la entrada correspondiente a Wal Mart, ha sido modificada por alguien de Wal Mart. Como dice un artículo por ahí Malo, malo, malo, gigante mundial de supermercados.

En otras palabras, el WikiScanner exhibirá ese ajuste de notas (para un lado y para otro) que puede que no les guste a las personas de las que estamos hablando, un gobierno incluso, una empresa en busca de mejorar sus relaciones públicas. O sea, WikiScanner podrá dar cuenta de las situaciones irregulares en la búsqueda elusiva de la verdad. Lo que es es, lo que no no.

Volviendo…

Más que una red social, los fundadores de esta cosa remarcan su condición como de “utilidad social”, pero usando la palabra “utility” en el sentido tal como los gringos le llaman al servicio de agua o de electricidad, y si seguimos esa idea quedaría en que Facebook finalmente sería un “Servicio Social” (pues qué altruistas estos chamacos, ¿eh?).

Facebook quedaría entonces como un lugar para comunicarse, para conseguir y compartir información.

Ahora lo que más ha llamado la atención de este asunto es de que hace apenas unos tres meses la gente de Facebook permitió la entrada de un concepto llamado Plataforma, que permite entrar a cientos de creadores de software a que realicen pequeñas tareas de software, en forma de miniaplicaciones que realizan labores como entregar regalos, permitir crear ambientes de “pared” o tableros en donde los usuarios desearen escribir y de ese modo logran energizar, por decirle así, la posibilidad de un cruzadero de mensajes y envíos de paquetes significativos entre personas dentro de las redes o miniredes sociales a las que pertenece cada quién.

Hasta ahorita muchas de las aplicaciones son pequeñas, como quien dice, las que se pueden crear en un mes. Jugar Sudokus, compartir fotos, música, críticas de películas. Por decir,de pronto te llega un mensaje de algún amigo tuyo avisándote que te acaban de convertir en zombie y conforme a ello tú a tu vez buscas y conviertes a alguien más en zombie, así mientras más conviertes aumentas de categoría o jerarquía en ese rollo de zombies. Si no quieres un destino tan horrible puedes entonces entrar a la red de apodos, etc.

Sí, ya sé. Trivial, frívolo, superficial, infantil, demasiado cute, o incluso juvenil. ¿Qué sigue? ¿Qué me manden Hello Kitties? ¡Caramba! ¡Tengo 44 años! (Lo sé, parezco de 38, ¿qué le vamos a hacer?) Recordemos que el teléfono no sólo se inventó para llevar a cabo grandes acuerdos mundiales, ¿verdad? Y que la televisión iba a ser dedicada a educación desde el principio de los tiempos del señor Zworkyn, su inventor, ¿eh? El bueno de Vladimir no estaba pensando en Big Brothers o en telenovelas de Televisa, cuando la inventó, ¿eh?

Esto no tiene sentido más que en el detalle de que tal vez cada vez que ingreses en esa red social, que también es un ecosistema bastante fértil para que funcione ese tipo de cosas entre personas, alguien ya creó un nuevo gizmo, que dependiendo de su atractivo y facilidad, encante a los usuarios para que ellos (nosotros) lo tomen como suyo y lo apliquen (finalmente es una aplicación, ¿no? Y las aplicaciones se aplican, ¿verdad? A los que conocen de esto sabrán que los programas de software se les llama normalmente “aplicaciones”, pero el uso de esa palabra ahí se queda, nunca se ejecuta el verbo del cual viene la palabra, que es “aplicar”), lo apliquen, como dije, hacia los demás y al mismo tiempo lo vuelvan viral y lo dispersen como un buen SARS o Gripe Aviar en tarde de septiembre.

Es esa facultad de dispersión viral de una idea es la que es fantástica y rapidísima en estos medios etéreamente cibernéticos. A eso quería llegar con lo de los Seis Grados de Separación en mi nota anterior. Cuando a alguien le llega una aplicación debido a que alguien más en una de sus redes a la que está afiliado le transmitió, ese primer alguien se encarga de dispersarlo hacia los demás de sus amigos y redes respectivas.

Esta dispersión se convierte, como dije, en viral y de cierto modo “transita” a través de toda la red de Facebook, no sería temerario afirmar que en pocas semanas los 30 millones de usuarios (más los 100,000 o 150,000 nuevos diarios que se incorporan, nadie está de acuerdo en las cifras, pero en cualquier modo son enormes) estarán enterados de esa pequeña aplicación. Esa es una gran oportunidad para los creadores de lo nuevo, de lo avanzado, de lo útil, de lo conciso (debe de serlo para entrar en la plataforma de Facebook) que pueden ser estos softwarcitos (que tal vez hayan sido inimaginables en su dispersión hasta llegar a este ambiente) y es muy posible que se puedan crear grandes cosas debido a la masa crítica inmediatamente disponible en los millones de personas de Facebook.

Hay que tomar en cuenta que actualmente el sector de la población que está entrando más en Facebook es el sector de 35 años en adelante, eso es significativo para un grupo importante de personas que no están tan representadas en el promedio de edad de usuario normal de Internet.

‘Tonces (pongo esta palabra para que los traductores automáticos de español a otros idiomas se vuelvan locos), semiconcluyendo: La idea de anonimato, aunque seguirá a todo lo ancho por toda Internet (cuestión totalmente inherente al medio) puede que deje de tener preponderancia en la creación de estas redes.

Y hace rato que me desvié del tema de Facebook hacia Wikipedia y WikiScanner fue para hablar de la necesidad que existe en el ambiente de querer saber la verdad en Internet y disminuir el factor de anarquía que se da mucho en esos lares.

Como ya mencioné, el lanzamiento de esa plataforma abierta para la creación de nuevas miniaplicaciones, y que pueden abrirse camino hacia algunas que popularmente sean elegidas no como un proceso deliberado o consciente de parte de unos cuantos sino a partir de la pura selección natural, es decir, los más favorecidos por la plebe serán los beneficiados, más que los que sean planeados por las grandes compañías, utilizando todo tipo de publicidades (digo, a menos que sean geniales y cool’s).

De hecho, los que saben de esto, se están preguntando en estos momentos si Facebook, o el tipo de aplicación que representa, no será el siguiente paso evolutivo en la evolución de la Web: en la que primero fue el browser o navegador, luego el search engine o motor de búsqueda, ahora, sigue, el “motor social” o "mecanismo social", o social engine. Suena interesante el nombrecillo. En otras palabras, o para confundirnos más, es igual, llegaremos a la “gráfica social”, al “mapa social”, al “diagrama social”, a la “tabla social” de las personas o a lo que demonios signifique “social graph”.

Por decir, me acabo de meter a Facebook hace unos segundos y de plano hay cosas que todavía no le entiendo. Parece que todo es muy estático. Pero hay algo diferente. No es mi página personal aún y que le puse mucho de mis cosas, como fotos y predilecciones, detalles así. Pero puedo ver la red de amiga-prima que me invitó. Y me dejan entrar a ver sus fotos. De pronto se ven también muchas cosas como de juego y cotorreo, lo cual no quiere decir nada, pero aún con todo, se me sigue haciendo una buena idea, un buen ambiente.

Ahí me he enterado de lo que hace mi amiga-prima Norma en su grupo en Monterrey, cada tanto que se comunica con sus grupos, he leído por ejemplo sus comentarios simpáticos con y hacia sus amistades, me he enterado de sus ideas, impresiones, quejas, exclamaciones y momentos, en fin, de lo que ella ha querido poner en sus tableros o “walls” como se llaman. He visto las fotos de sus fiestas y ella, y sus amistades si hubieren querido, han podido mirar mis propias fotos existenciales.

Creo que dentro de poco tiempo, seis meses, un año, podría principiar a darse esa masa crítica en Facebook en la que esos diagramas sociales empezarán a expandirse hacia áreas insospechadas en cuanto a imaginación se refiere. Conforme comience a darse la exploración de las sendas que recorren esos Grados de Separación, como cuartos distintos llenos de hilos de colores que recorrer, con cientos de miles de confluencias, pareciera que sólo el idioma nos detendría, pero si llegamos a escribir una carita sonriente, pienso que todo el planeta te podría entender de lo que estás queriendo decir.

Recuerden, en Facebook dices la verdad, al menos la de tu nombre, en algunos casos, el nombre de la Universidad o escuela de la que provienes, incluyendo el año de la graduación. No, yo todavía no encuentro a nadie de UDEM 1983.

Existe dentro de Facebook un orden colectivo al cual te incorporas. No es como los chats públicos en los que puedes mentir respecto a quien eres y hasta decir que eres mujer. Hay gente que lo hace y mucho. O puedes inventar personalidades para insultar, amedrentar, difamar, usurpar identidad, etcétera. Esto también ocurre mucho. Al final la verdad es la que queda deshecha.

Por eso hago hincapié en el punto de WikiScanner. Se dice que no tardará en aparecer el FacebookScanner que te pueda asegurar que la persona finalmente a la que te diriges, sea quien dice que es.

Antes de finalizar con un resumen y una por supuesta ingeniosa frase final, déjenme agregar esto que trascendió fuera de Facebook.

Hay unos chocolatitos o chocolates, ni sé, ingleses que se llaman Wispa. Son de Manchester, Inglaterra y se dejaron de fabricar hace cuatro años.

Bueno, son esas cosas de las que mucha gente ni se entera. Yo hace un año escribí en este espacio acerca de los Rice Krispies, cómo estuvieron en mi infancia, cómo duraron muchos años, cómo desaparecieron en algún momento fuera de mi panopticón (¿qué no saben que significa panopticón? Es el lugar donde siempre te observan, como si fuera la cárcel máxima, la cárcel magnífica, tal vez no viene al caso, pero me gusta mucho como suena), cómo ese cereal volvió a los anaqueles y cómo volvió a desaparecer después de tres meses de aparecer. Toda una saga épica.

El punto es que las famosas Wispas para muchos británicos son como ambrosía del mero cielo, como helado del Dairy Queen (es ya legendaria mi idea acerca de que en ese cielo, llena de alas y arpas, sirven una muy rica nieve, parecida al Dairy Queen, no me han llegado reportes de confirmación o de negación, seguiremos informando), algo así.

Pues 14,000 personas se reunieron en un grupo llamado “Bring Back Wispa!”, que significa algo así como “¡Traigan de nuevo a Wispa!”. Ya con esa cantidad algo se movió en el seno de la fábrica correspondiente y el 17 de Agosto anunciaron que volverían a fabricar el dulce en Octubre.

De ahí, dice la nota del New York Times, es de notar que muchas compañías están monitoreando blogs y otras discusiones en línea para obtener retroalimentación y proveyéndolas con información significativa acerca de nuevos productos, también con la idea de colocar anuncios virales (los que se contagian fácilmente por ser muy atractivos y porque tienen chispa, malditos premeditados), y de alguna manera el fabricante de Wispa entendió que las muestras de afecto para su producto reunidas en ese ambiente eran genuinas. ¿Cómo lo supieron? Ni idea.

Ya saben compañías, organizaciones y gobiernos municipales, estatales y federales, monitoréenme, monitoréenme. Me leen diariamente 70 personas. 2,000 al mes.¿Quéee? ¿Qué necesitan cien veces ese número diario para que yo valga la pena y sea considerado? Ufff. Vuelvan en 3 años entonces, pero mmm, se perderán la construcción de este andamio, de esta estructura, de este principio de un Imperio Multimedia, de…¿Quéee? ¿Qué ya hay varios gobiernos que me monitorean?

¿Quién lo dijera?, caramba, primera noticia… :-)

¿La nostalgia será tan poderosa? O más bien: ¿la nostalgia de miles de personas reunidas en un solo lugar sede de estas redes sociales de utilidad llenas de contenido generados por el usuario, será tan poderosa?

Esas 14,000 personas pertenecían a 93 redes distintas. Algunos postearon los videos en sus perfiles (ahí son perfiles, no son páginas personales, según esto), otros más en YouTube.

Y no se piense que sólo se hacen peticiones para que vuelvan los chocolates de nuestra infancia tan llorada y extrañada. Por decir hay unas que piden que Al Gore sea convocado para ser candidato a la presidencia, otras tienen como propósito pedir que cierren fábricas de pieles en China, unas más exigen que cierren la Reserva Federal Norteamericana.

A mí me acaban de invitar a unirme al grupo de Apoyo a Christopher Walken como salvador del mundo en 2012, fecha en que se acabará el mundo, (también, según esto). ¿Disparatado? Puede ser.

La pregunta que se hace aquí es, ¿hay realidad y solidez en todo esto? ¿Hay acaso una voz colectiva alzándose pidiendo algo razonable y con sentido común? ¿O es sólo una buena broma que se convirtió como una buena bola de nieve en algo de consideración viral?

La compañía dulcera inglesa sólo dispuso que se fabricaran 23 millones de barras de Wispa, algo que durará algunos meses (así han de comer chocolate los ingleses, pos que engorden).

El punto es que tarde que temprano las cosas predispuestas de cierta manera van por un proceso particular de fermentación. En alguna parte todo se acomoda para hacer eclosión. Esta eclosión o principio se vuelve a reacomodar siguiendo un planteamiento que les hace sentido a la masa.

La masa se puede convertir en crítica. No sé para donde vaya todo esto. No sé si la apatía en los pueblos, el dejar hacer en sí, sea más poderoso que una masa crítica proveniente de una red social compuesta de muchísimos diagramas sociales. Pero de que algo pasará, algo pasará.

Reconcluyendo:

Ya recorrimos muchas cosas aquí. Por algo fueron cuatro artículos sobre Facebook, antecedentes, derivados y futuros. Recorrimos los chats, el ICQ, el MSN, el MySpace, los poderes that be en la red. No recorrí Second Life (no me interesa en demasía ese tema). Hablamos de los Seis Grados de Separación entre los hermosos seres humanos que pueblan esta tierra torturada. Hablamos de Wikipedia y de WikiScanner.

Fue un viaje divertido. Si alguien me quiere incluir en su red de cuates, estoy ahí en Facebook, sólo después que creen su perfil busquen a sus amigos y si no encuentran a nadie más, búsquenme a mí: luis eduardo garcía guerra (pa’ servir a ud.). Juntos tal vez le hallemos un sentido, estático y todo que parezca, antes que mucha gente, y en eso, sí que lo creo.

Un fantasma recorrerá el ciberespacio, y ese fantasma será Facebook.

Un placer, y un gusto.

No hay comentarios.: