viernes, septiembre 07, 2007

Democracia y Crítica de Cine: Tocatta y Fuga de IMDB.com, De la película 250 a la 200


Este artículo es larguísimo, pero lo pueden leer por partes.

Dear people of beyond the seas, and beyond the Rio Grande. Mmm, I mean, at north of Rio Grande. This article-note-blog it’s about IMDB, the great Internet Movie Data Base, who founded it, who bought it, and other stuffs. Besides of that there are discussions about the public contributions of the people in form of votes of the movies themselves. From that point of view I talk about the parameters of the votes and its consistence. I talk too about two or three cinema critics that I always liked. At last I wrote several commentaries about the movies that conforms the first 250-201 (there’ll be more, the 200-151, 150-101, and so on) places of the most popular movies of the IMDB. I hope you will enjoy the ride.


IMDB es un lugar en Internet que ha de tener como 10 años. Es un lugar
www.imdb.com que ha venido a ser el punto de referencia en cuanto a datos propios de cualquier película que se respete.

IMDB significa Internet Movie Data Base y vaya que sí es una Base de Datos. Ahí puedes encontrar todo lo que te pudo interesar acerca de quién salió con quién en qué película y demás. Si el director aquél o el de más allá fue el que dirigió aquél viejo programa de televisión. Si es cierto que el actor importante este fue sólo un extra en aquella vieja película.

En otras palabras IMDB es una delicia para el cinéfilo que requiere tener todos los datos al punto.

Para la gente que deseamos tener todos los pelos de la burra en la mano, IMDB es utilísima. Tiene una sección de errores impresionantes en donde aparece diseccionada cada escena de alguna película, en donde dividen los errores anacrónicos (la pistola que usa el personaje de Billy Zane en Titanic, ambientada en 1912, se fabricó por vez primera en 1915, hay personas que conocen de eso y lo escriben claramente), errores de continuidad (los que hacen que un refresco que tenga un actor en la mano esté consumido a la mitad, aparezca en la siguiente escena recién abierto, o que un personaje use dos sweateres distintos en la misma escena), errores fácticos (tal rumbo que toma un conductor a una reunión en Brooklyn lleva la dirección equivocada), etcétera.

¿Qué quien se encarga de esto? El mismo público. Los aficionados escriben sus contribuciones y terminan apareciendo en esas listas. De las películas más mencionadas por errores son las más vistas por el público, Independence Day, Lord of the Rings, la misma Titanic. Es decir, las más populares, las que de alguna manera u otra tienen más exposición.

Otra sección genial es la que corresponde a Trivia. Ahí vienen los deliciosos datos inútiles que conforman el folklore, lo que rodea a la filmación, detalles de la trama que se realizaron de una manera u otra, detalles de los actores que fueron o no seleccionados. Esa información que siempre da, si no un conocimiento o cultura más profunda, sí una imagen más sabrosa de todo eso. Así es la trivia, por eso se llama así. Esos datos tampoco sé quienes los agregan, si el público o la gente que está enterada (in the know) o lo que se filtra en las revistas especializadas. Conforme pasa el tiempo esta información es más completa en estos años recientes. Ahora imaginen que pasa cuando buscamos esa trivia acerca de alguna película de los sesentas o cincuentas. Es nula prácticamente. Al mismo tiempo la información de una película reciente es abundante.

Más información de cada película es por decir su ficha técnica, lo de siempre, Director, Escritor, Productor, Técnicos, y por supuesto, actores. Incluso tiene fecha de estreno en cada país, nombre de la película en algún que otro país y poster incluso. Algo de importancia también es el concepto de cómo fue recibida la película entre los críticos de muchas partes.
Antes de llegar a lo que son los puntajes en IMDB, y que los da la gente misma, el populo, tú y yo en cantidades industriales, etc., hablemos de la crítica en sí de una película.

Cada persona tiene una opinión sobree cualquier cosa. Cada opinión es una crítica entonces. Cada crítica es sólo una opinión acerca de una circunstancia. Una película es una circunstancia bien armada que está a la vista literalmente de millones de personas. Así las cosas, pues, la crítica.

Esto de la crítica es muy espinoso. Mucha gente la desprecia y mucha gente la aprecia de más. ¿Cuál es el equilibrio? Ni idea. Lo único que sé es que a mi me agradaba mucho, o me agrada pues, el estilo de Roger Ebert y que con su ahora finado amigo Gene Siskel hicieron una pareja fabulosa de críticos, muy concisos y con opiniones firmes. No estoy afirmando que son los mejores críticos de cine del mundo, sino que son puntos de referencia. Esto por un lado, por el otro está que lo que entregan estos tipos son sólo sus opiniones, que ellos conocen de cine, que en muchas ocasiones no sabemos si sus antecedentes son de respetarse, si sólo les agrada el cine gringo (esto es muy común), si han escrito obras de cierto renombre, etcétera.

Sabemos que para todo hay academia y que lo que hoy es reconocido como clásico en su momento fue rechazado por ininteligible. También sabemos que lo que opina el pueblo, que no conoce, que no tiene antecedentes, que no tiene puntos de referencia, que no lee y que es convencido totalmente por lo que dice la prensa (y en un círculo vicioso desde cierto punto de vista por sus amigos que están en las mismas condiciones), es una cosa.

Lo que opina por otro lado la dizque elite que sí conoce, que sí sabe de referencias, que sí puede entender algún chiste medio escondido (y no hay discriminación, las cosas son como son finalmente) y se denomina elite pues por decirle de algún modo, ¿cómo quieren que le denominemos, los que sí leen, etc.? Equis, Elite, pues.

Más adelante estamos en la circunstancia que el cine está hecho para la masa, en teoría, pues. Está hecha para el consumo de mucha gente. Es, ya sabemos, una industria asentada en un arte (eso quisiéramos) o en una técnica enfocada a un mercado. Hay mucho dinero en juego en todo esto. Si ponen millones para hacer una película no es para que la vea solamente (y obligada) la familia de los que hicieron la película, tramoyeros incluidos. Ellos quieren millones. Muchos millones. Todos los millones.

Entonces hay de críticos a críticos. Están los que sí conectan con la gente y los que no. Siskel y Ebert si conectan con la gente. Así están los de la revista Time, los de la revista Newsweek. Los de la revista Rolling Stone. Los de la revista Playboy. O sea, de interés general. Por otra parte están los especializados comerciales, los que sacan en sus portadas a los blockbusters de ocasión como los de la revista Premiere, mmm, ¿hay otras? Entertainment Weekly, etc. Estas revistas ocasionalmente destacan lo de calidad y critican lo que de plano es indefendible. Lo curioso es que pueden sacar una portada de su prestigiada revista para hablar de lo que es el evento de la película (eso son muchas de las películas actuales, “eventos”) y al mismo tiempo defenestrarla por dentro en su propia crítica (pasó con El Hombre Araña, pasó con Independence Day, pasó con la primera trilogía cronológicas de la Guerra de las Galaxias. Todavía recuerdo el caso de Ghostbusters II (uuuuuh) que salieron sus protagonistas /Bill Murray, Dan Ayckroyd y Sigourney Weaver, entre otros) en la portada de Rolling Stone en algún momento de 1986, algo así, y por dentro, totalmente borrada del mapa (tal y como debería ser. Hipocresía, conveniencia, negocio como debe de ser, (“te atraigo con algo popular y al mismo tiempo salvo mi reputación contigo por catalogarlo de lo peor, como debe ser”).

En el otro extremo están los más reconocidos, digo, al menos para un sector: Film Comment, Sight and Sound, gente que se mete que se mete que se mete hasta los entresijos de una película actual, o una de países exóticos cuya cinematografía no vemos normalmente, de películas clásicas (las de cine negro por decir algunas). Ahí se destacan los valores estéticos, los políticos, los sociales, los contextos que sean pertinentes de los films.

Cómo recuerdo a Pauline Kael. Esta mujer merece un estudio de ella como crítica de cine y como persona. Ella desde el New Yorker, revista de lo más influyente, defendió y de cierta manera sancionó (antes ser crítico de cine tenía muchas alturas) a muchos cineastas de los sesentas como Sam Peckimpah, Arthur Penn o John Cassavettes. El primero sobre todo, si alguien como ella no hubiera elogiado las atribuciones estéticas de la violencia de nuestros días como aparecieron en estas películas de estos directores, ellos ni siquiera serían recordados en nuestros días.

¿Pero quién lee ahora el New Yorker? ¿El Film Comment? ¿Quién se acuerda ahora de Pauline Kael? Al menos yo. Bueno, y muchos más, pero eso no pesa en estos días.

Y unos cuantos pocos más tal vez, pero valió la pena mencionarlos aquí.

Eso nos deja a la gente. Eso nos deja también a los que adoran el cine. Ambos tienen razón. Ambos tienen opinión. Ambos merecen respeto.

Una vez hablé con un amigo de Monterrey que aprecio mucho. Él tiene una columna sobre el cine que pasan en televisión. Hará más de siete años, una de las últimas ocasiones que lo vi, le comenté acerca de IMDB y de sus posibilidades inimaginables de clasificación de películas, las características que hacen de ese lugar una verdadera base de datos en toda su extensión, desde el punto de vista de sistemas y de computación. Él de inmediato me comentó que eso lo hacía la gente. Que posiblemente había un gran componente de lo que es popularidad. Implicó por lo mismo que lo que es popular en muchas ocasiones está reñido con lo que tiene calidad. Que las masas que saben de calidad en el cine son mucho menores que las otras.

Posiblemente le respondí yo, pero habría que examinar la lista y el criterio finalmente que utilizan para sacar una puntuación. No es solamente un promedio de lo que vota la gente. Así quedó.

Para esto es de reconocer que puede haber un sesgo en estas opiniones. El sesgo de quienes se conectan a través de Internet. El sesgo de quienes tienen acceso a las películas como para poder calificarlas de peor a mejor. El sesgo de películas que pudieran ya no ser vistas históricamente debido a las décadas que han pasado y que por tanto están en desventaja de las más recientes (Un Perro Andaluz contra Amores Perros, ¿cuál es mejor? ¡Rápido!). En esto es que la gente de IMDB se ha tratado de esmerar al crear fórmulas matemáticas que pudieran satisfacer a los estadísticos más dudosos y al mismo tiempo a los aficionados al cine más rabiosos.

Es entonces que se mencionarán aquí las películas de la número 250 a la número 1, con comentarios donde se haya visto, de cómo la gente en IMDB la ha votado con la cantidad de personas que la votaron. Cualquiera puede votar por la película que quiere, si es 10, será 10. Pero no todos pensamos igual. Hay gente más, o menos, seria al respecto.

¿Qué diferencia hay entre que North by Northwest sea un 8 o un 9? ¿En que momento cambia una percepción personal de una medida a otra?

Es lo que siempre me ha impresionado de las matemáticas y especialmente de la estadística. En qué momento un número representa una realidad factual. Un handicap de golf, uno de boliche (yo siempre fui 145, invariablemente a ese número llegaba, ¿eso soy en el universo del boliche? ¿Un triste handicap, o como se diga, de 145?), un promedio de bateo, un porcentaje de abstención de unas elecciones. En este caso, una puntuación de IMDB. En muchos casos estamos hablando de decenas de personas no conectadas unas de otras excepto por la misma votación en sí. En cada película se puede ver si se desea la distribución de unos, de doses, de treses, de cuatros, de cincos, etcétera que se obtuvieron para ver si la puntuación que se obtuvo fue de opinión unánime o de opinión dividida, como en el box. Aún así, se podría afirmar, casi como lo hacía René Magritte en sus cuadros que al pintar una imagen de una pipa y atreverse a escribir la realidad debajo de esa imagen: “Esta no es una pipa” que aún así decía la verdad. No lo era, era una representación muy apegada a lo que nosotros conocíamos por una pipa.

Igual la puntuación de cada película que viene por aquí o MoviMeter. Son representaciones redondeadas, promediadas de los mismos pensamientos, las mismas percepciones de decenas de miles de personas, en ciertos casos incluso de cientos de miles, de una cifra en particular que rondó en su cabeza (de manera individual y personal) y que quedó plasmada en un promedio particular que es el que viene aquí mismo.

Pero no me van a decir que si le pusieron el número uno a la que película que quedó en el número uno no podamos concluir que es un peliculón que de cierta manera, aún y que nosotros tengamos películas mejores en nuestro catálogo personal, no dejemos de estar de acuerdo con ello, aún a lo lejos.

Y ya explicaremos a su debido tiempo, la número dos. La gente es la gente, la confusión es la confusión y la percepción es la percepción. Ah, y los valores son los valores.

Primero veamos los últimos 50 lugares de 250. IMDB debe de tener setecientos y pico mil de películas. Cada año se agregan como 5,000 más de todos los países. Cada película tiene o tendrá sus fans y sus anti fans. Cada persona, cada opinión.

El lugar de
www.imdb.com es propiedad de Amazon, la distribuidora de libros que los compró hará como cinco años. Son basados en Inglaterra y sólo lo manejan cincuenta personas.

Es natural saber que la lista cambiará de aquí a un año. La producción de películas es muy predecible. Muchas son un fiasco. Pocas son recordables. Muy pero muy pocas son joyas desde la primera proyección. Y cada año, las pocas que son las joyas van desplazando a las de a mero debajo de la lista. Es probable que en un mes las películas que están del 245 hacia la 250 hayan desaparecido de la lista. Es natural. También es probable que esos títulos estén cambiando de puesto ya que puede suceder que dieran una película por TV y los que la vieron ya opinaron. Por eso la lista cambiará de manera muy dinámica.

Pero las que estaban en finales de agosto de 2007 del número 250 al 201 eran estas:


Lugar 250, 7.9 puntos, Charme discret de la bourgeoisie, Le (1972), 5,770 votos. O sea, El Discreto Encanto de la Burguesía, de Luis Buñuel. Aquella película que trata de los deseos no cumplidos, siempre a punto de conseguirlos surge la frustración, temática recurrente en este director, mientras otras películas hablan del sexo frustrado como en La Edad de Oro, o del asesinato deseado pero no logrado, en Ensayo de un Crimen, aquí se trata de la comida. En esta película en donde se retrata la parte alta de la sociedad en todo su esplendor. Pero he aquí que Buñuel la disecta desde otro punto de vista no muy diferente de lo que hizo en El Ängel Exterminador y en menor medida en Ensayo. Ganó un Oscar a la mejor película extranjera con esta. Cuando la consiguió bromeó diciendo que era un arreglo entre la academia y él. Se hizo un escándalo. Como de los mejores.

Lugar 249, 7.9 puntos, Blood Diamond (2006), 47,107 votos. Esta es la película en la que aparece Leonardo DiCaprio y que se trata del tráfico de diamantes. Película muy actual y muy envuelta en lo que a política real se refiere. Me suena algo a Syriana. ¿Les dije lo que me encantó Syriana?

Lugar 248, 7.9 puntos, Walk the Line (2005), 49,774 votos. Es la película sobre Johnny Cash, el cantante de country, o más bien, el controversial cantante de country, sale Reese Whiterspone, la sorprendente ganadora de Oscar de ese año. Es una biopic, como le llaman, Ese tipo de películas que ya te sabes el final. Supongo y que a la gente le gusta ver pues porque la gente es una metiche que le encanta saber todo lo de la vida de su héroe o villano favorito. En ese todo, pero por supuesto está la tragedia. ¿A quién le interesa saber de la vida de alguien al que no le haya pasado ninguna tragedia? Por cierto, no la he visto.

Lugar 247, 7.9 puntos, Roman Holiday (1953), 17,015 votos. Vacación Romana. Esta película trata de un romance, al parecer porque no la he visto, entre el mayor galán, tipo duro y fuerte, lleno de convicciones tal y como debía de ser, Gregory Peck y la adorabilísima entonces joven preciosa Audrey Hepburn. No sé hasta que punto se realiza el romance. Ella tenía como 24 años para entonces. Sólo sé que es un romance muy de los cincuentas y que sucede en Roma y que las motos tipo Vespa que usan eran geniales y que siempre quise tener una.

Lugar 246, 7.9 puntos, Ikiru (1952), 9,003 votos. Esta película se llama en español Vivir. Es de Akira Kurosawa y jamás la he visto. Por ahí la he encontrado en tiendas dedicadas. Un día la compraré y la veré. Y la disfrutaré.

Lugar 245, 7.9 puntos, Doctor Zhivago (1965), 18,094 votos. Jamás la he visto completa. Me resisto a verla doblada. Con Julie Christie y con Omar Sharif, sólo la he visto a pedazos. Es de tiempos de la revolución rusa o post revolución rusa. Cuando la Unión Soviética era un caos total y la consigna de que todos somos iguales pero unos somos más iguales que otros empezaba a darse mucho. Julie Christie era muy bella. La película era de esas que luego se dieron por llamar épicas. ¿Era dirigida por David Lean? Así es. Él la dirigió. Se convirtió en sinónimo de alguien que hace épicas como El Puente sobre el Río Kwai, Lawrence de Arabia, entre otras. ¿Qué es una épica? Algo que describe un suceso que es más grande que la misma vida.

Lugar 244, 7.9 puntos, Arsenic and Old Lace (1944), 18,395 votos. Arsénico y Encaje Viejo. Lo del arsénico me era claro, lo del encaje no lo recuerdo. Esta película es muy divertida. Trae un perenne favorito que es Cary Grant en uno de sus papeles más antiguos populares. Son dos viejitas que matan invitados. Llegan unos tipos todos feos a pedir no sé que cosa. Cary Grant es el sobrino. Hay muertos guardados por doquier. Las viejecitas son las asesinas. Deliciosa comedia de cierto humor negro en blanco y negro. Mejor bébase en el idioma original. Cary Grant tenía un acento inglés divertidísimo. Tony Curtis lo imita a la perfección en la película de Some Like a Hot cuando se hace pasar por inglés millonario y aburrido que desea conquistar a Marilyn Monroe, ni más ni menos.

Lugar 243, 7.9 puntos, The Man Who Shot Liberty Valance (1962), 12,996 votos. El Hombre que mató a Liberty Valance. Esta película jamás la he visto, supongo. Sólo el final a lo mucho. La cancioncita me es familiar. De vaqueros. Es de John Ford, ni más ni menos. Western y Ford para esto son sinónimos. Salen John Wayne y James Stewart, la primera vez en la que salen juntos. Harían otra película años después que se llama The Shootist o fue True Grit?

Lugar 242, 7.9 puntos, Kumonosu jô (1957), 7,290 votos. Esta película, si mal no recuerdo es Trono de Sangre. De Akira Kurosawa, un director que sabía del significado de la universalidad de la literatura. Para que esta literatura sea inmortal se debe de mostrar en todo el conjunto de la humanidad. En ninguna lengua nos será extraño ese derroche de emociones terribles. Es impactante. Es maravillosa. Es de una textura total. Crispy. Ves los trajes, los caballos, los guerreros, los palacios en su magnificencia. Su fotografía es impresionante. Es puro Macbeth, del viejo Shakespeare. La Lady Macbeth fue instruida por Kurosawa para que conservara la misma expresión durante cada escena completa. El bosque, cuidado con el bosque que se mueve. Ultrarecomendadísima. Puede decirse que es la antecesora de Ran y de Kagemusha. Una exhuberancia histórica de todo a todo.

Lugar 241, 7.9 puntos, A Man for All Seasons (1966), 7,552 votos. Un hombre para todas las estaciones (¿?) Esta película de Fred Zinnemann jamás la he visto. Es sobre Tomás Moro, alto funcionario de la Corona inglesa que luego fue mandado ejecutar por Enrique VIII, por estar en contra del desastre de relaciones públicas en que se había convertido todo por culpa de los devaneos del rey. Una fichita el tipo. Enrique, no Tomás. Parece que Tomás Moro con el paso del tiempo se convirtió en el santo patrón de los políticos. No sé si eso sea oficial. Algún día la veré. Algún día lo comprobaré. Respectivamente.

Lugar 240, 7.9 puntos, The Lost Weekend (1945), 6,075 votos. Esta película, El Fin de Semana Perdido, ignoro como se llama en español, es una de esas emblemáticas. Es protagonizada por Ray Milland, que haría todavía muchas cosas de terror tipo B allá por los sesentas (como la de El Hombre con la Mirada de Rayos X y que en cada momento aumentaba su poder de visión de Rayos X hasta que…) e incluso es recordado por esa película también de horror que se llama Historia de Amor, donde fungió de padre del galán Ryan O’Neill. The Lost Weekend, dirigida por Billy Wilder que trata de un tipo alcohólico y que muestra los abismos a través los cuales las personas sujetas a este terrible mal se encuentran amarradas por toda la eternidad. En fin. El Nueva York de esos años era fascinante. Muchas ocasiones veo una película por los puros exteriores urbanos que muestra. También en ciertas escenas de delirium tremens se incluye la música ejecutada con un Theremin, un fabuloso aparato electrónico que es el antecesor de los sintetizadores. Es esa música que se escucha mucho en ambientes de misterio.

Lugar 239, 7.9 puntos, Casino (1995), 54,166 votos. Esta película la he tratado de ver no sé cuantas veces y no he podido. Sólo sé que es de Martin Scorsese y aparece De Niro, Joe Pesci y Sharon Stone. Pesci es una diversión verlo, percibirlo. Claro, la función es Robert de Niro. Siempre he pensado de De Niro se cansó de ser visto como el supervillano de muchas películas por eso ha decidido ablandarse y salir posteriormente en películas cómicas como la de Rocky y Bullwinkle, la de los Fokers o donde aparezca menos amenazador como en la de Wag the Dog (película también hipergenial). Casino sólo sé que es violenta, muy violenta. Algo así como Buenos Muchachos pero con muchas lucecitas. Algún día la veré y podré cambiar de opinión.

Lugar 238, 7.9 puntos, Haine, La (1995), 13,505 votos. El Odio. Nunca la he visto y siento que me la he perdido. Es francesa y se trata del problema de las diferencias raciales, megadiferencias más bien, en un tipo ghetto de Paris. Al parecer presagió de cierta manera los tremendos desórdenes del año pasado que se sucedieron a lo ancho de toda Francia donde los grupos alzados parecía que competían por incendiar más carros en cada ciudad hasta que pidieron a los periódicos que publicaran el número de carros incendiados de la noche anterior. No es que el cine haya sido profeta o que la vida imite el arte sino que ahí está la semilla, el talento de un cineasta puede ser tal que puede prever con todo nerviosismo, y arrojo, el árbol que va a ser incendiado. Pero prever no es prevenir.

Lugar 237, 7.9 puntos, Before Sunset (2004), 26,145 votos. De Richard Linklater. Con Ethan Hawke. Ni idea. Mi franqueza, rampante. Mi ignorancia, también.

Lugar 236, 7.9 puntos, Dial M for Murder (1954), 14,919 votos. De Hitchcock. Sólo la he visto inconclusa. Su nombre, Marca con M de Muerte, se basa en que los antiguos teléfonos utilizaban letras para poder acordarse de la cifra. ¿Habrán previsto nuestro México con ocho números por marcar a un simple teléfono? Entonces el uso de las letras en los números era una nemotecnia-pirotecnia total. Creo que es la de una ex jugadores de tenis, una iglesia y muertos y escaleras y paredes de ladrillos. Toda gloomy ella.

Lugar 235, 7.9 puntos, Rope (1948), 14,811 votos. Alfred Hitchcock está aquí con dos películas juntas back-to-back. La Soga es tan interesantísima técnicamente hablando que se te olvida la trama. Son como 10 tomas solamente en toda la película. Cada toma es ininterrumpida. Sólo si pones atención con cuidado percibes los fundidos. Se movían las paredes de lugar para que las cámaras pudieran entrar o salir al parecer sin esfuerzo. Los actores debían de mirar al piso con discreción para no tropezarse en sus movimientos. Toda la película sucede en un departamento. Con el genial de James Stewart. Hitchcock, como Buñuel, imaginaba toda la película en su cabeza y jamás se desviaba un ápice. Ah, y hay un crimen por ahí.

Lugar 234, 7.9 puntos, Manhattan (1979), 21,361 votos. Aquí salgo perdiendo. Soy todo sentimentalismo. Pero no por la película. No es sentimental. Hasta eso es muy real. Lo que pasa es que es de mis preferidísimas. Desde el principio narrado de “Amaba la ciudad de Nueva York…”. Principio que cambia más de cinco veces en los primeros tres minutos. Nueva York es una ciudad fascinante. Woody Allen la muestra de todo a todo. La historia no tiene que ver propiamente con Manhattan. O quizá sí. O pudo ser Monterrey, Reynosa, o quizá no. Pero que importa, debió ser Manhattan. Sólo Manhattan. El personaje de Allen tiene 42 años. Mariel Hemingway, nieta de ya saben quién, sólo 16. Diane Keaton dice al saber esto: “Nabokov debería estarse riendo por todo lo ancho”. Hasta tiene cuestión moral y todo, pero no la que se esperaría. Pocos chistes en comparación de los que Allen nos tenía acostumbrados. Pero la fotografía, mi amigo, la fotografía. Y ya me detengo porque esto es de 250 películas de IMDB, no las 250 películas de Luis.

Lugar 233, 7.9 puntos, All Quiet on the Western Front (1930), 12,325 votos. De Lewis Milestone. Una de las más antiguas de estar aquí. Casi no la conozco, sólo sé en que se acaba y que es pacifista y que está basada en la obra de Erich Maria Remarque del mismo nombre. Supe del final y no avisaron del spoiler. Y bueno, total, se acaba en que….

Lugar 232, 7.9 puntos, Shaun of the Dead (2004), 61,054 votos. De Edgar Wrigth. No sé de ella, solo que está divertida, que es de horror, de zombies y que se fue directa a ser película de culto. Mi pecado.

Lugar 231, 7.9 puntos, Mou gaan dou (2002), 18,002 votos. De Wai Keing Lau. Es como la de The Departed, Los Infiltrados, pero en original. De esas películas de Hong-Kong que te fascina ver. Se trata de traición y lealtades. Hay un traidor en ambos bandos. Se trata de saber quién es el traidor en cada caso. Ojala la puedan dar pronto de perdido en algún canal de cable o algo así.

Lugar 230, 7.9 puntos, A Streetcar Named Desire (1951), 18,310 votos. De Elia Kazán. Un Tranvía llamado Deseo. “Rosas para los muertos, rosas para los muertos...”, así dice una señora en español en medio de la niebla de Nueva Orleáns (a) Ciudad Katrina. Marlon Brando, es una maravilla ver a Marlon Brando. Y a Vivien Leigh, con su delirante Blanche. Vivien Leigh era preciosa. Brando está impresionante. Genial. Él me gusta más On The Waterfront o Nido de Ratas, pero aquí está igual de denso, sinuoso, nada sencillo de abarcar o asimilar. ¿Quién iba a pensar que en un departamento de mala muerte la visita de una cuñada iba a causar tantas explosiones emocionales tanto ahí como en el recuerdo?

Lugar 229, 7.9 puntos, Shrek (2001), 112,867 votos. De Andrew Adamson. Sepa quién es. ¿No les pasa que nunca se enteran del director de una película de dibujos animados? ¿Y qué ni les interesa saberlo? Bueno, es una película de dibujos animados hechos por computadora, bla, bla, bla. Genial y divertida película. Lamento mucho la muerte del príncipe Farquad o como se llame Litghow. Es increíble la burla que le hacen a Disney de todo a todo. Fiona es genial también. Fiona se convirtió en ídolo personal de muchas mujeres. Por lo menos de una que conocí. El dragón o más bien, dragona, también es genial. Muchas cosas de esta película. La II es sólo más chistes y referencias. La III igual. Pero está bien también. Para eso es el cine ¿no? Para distraer. Eso dicen.

Lugar 228, 7.9 puntos, Umberto D. (1952), 3,768 votos. De Vittorio de Sica. No la he visto. Del neorrealismo italiano. De un anciano y su perro. Aquél cine legendario en la que no se usaban actores profesionales, como Ladrón de Bicicletas o Milagro en Milán. Muy recomendada. Al final lloraremos, es lo único que sé, por más duros que seamos.

Lugar 227, 7.9 puntos, Cinderella Man (2005), 35,833 votos. Es la de Ron Howard dirigiendo a Russell Crowe de boxeador. No la he visto (bueno, no tengo obligación de haberlas visto todas, ¿verdad?). Al parecer está interesante. Ron Howard es en ocasiones formulaico, un buen artesano con su material. Nada más. Pero me gustó mucho Apollo 13.

Lugar 226, 7.9 puntos, Stalag 17 (1953), 12,080 votos. De Billy Wilder. Nunca la vi. Pero se me hace que es de esos dramas de la Segunda Guerra Mundial de prisiones que hablan de la valentía de los prisioneros y todo eso, traidores, soplones y ese tipo de cosas. Podrán tener algo de clichés, pero qué importa. Sale William Holden y ganó un Oscar por ello. Dicen que inspiró 13 años después a Los Héroes de Hogan, aquella serie de TV de prisioneros de guerra en un campo de prisión alemán donde esos tipos hacían lo que querían con sus captores, el Sargento Schultz y el Coronel Klink. De hecho los productores de la serie de TV fueron demandados por los de Stalag y ganaron. Okay, deberé de ver Stalag 17 lo más pronto posible. I promise, Coronel Klink.

Lugar 225, 7.9 puntos, Rosemary's Baby (1968), 24,672 votos. El Bebé de Rosemary. Esta película desde el poster publicitario impacta. Mia Farrow se ve frágil en medio de todo ese aquelarre demoníaco. John Cassavettes se ve atormentadoramente genial (este cuate es un héroe, la verdad, un héroe del cine independiente, tenía una integridad artística y de gremio a toda prueba) como el atribulado esposo que tiene que poner a su esposa de tapete a Mr. D en persona. Los vecinos espantosos, toda la conspiración y el final son delirantes. Es una película que aguanta todos los años. Roman Polanski hizo una obra maestra y además una obra maestra de terror. Un extra es que se filmó en los Edificios Dakota de Nueva York en los que vivió John Lennon. ¿Por qué gritó Rosemary al final? ¿Qué fue lo que vió? Ups, un spoiler. So sory.

Lugar 224, 7.9 puntos, Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl (2003), 139,888 votos. De Gore Verbinski. Estas películas son divertimentos. O eventos, como ya dije. Dicen que son fábricas de dinero para sus productores. Y sí lo son. Pero en fin, en algo se tiene que gastar dinero, ¿no? Los Piratas del Caribe: La Maldición de la Perla Negra. A mí me gustó muchísimo más la segunda, no sé si eso habla mal de mí o si habla bien de la película. Johnny Deep siempre es un tipazo en sus películas. También ya lo dije.

Lugar 223, 7.9 puntos, Finding Neverland (2004), 52,462 votos. Encontrando el País de NuncaJamás. De Mark Foster. La historia del creador de Peter Pan, Walt Disney… ah, no, ese fue su usurpador, quise decir J.M. Barrie. Película con Johnny Depp, ¿ya dije que Johnny Depp es un tipazo? Lo es. Es quirky, es simpático, es ese tipo de cuates que no sé si lo podamos ver como héroe de acción convencional como Bruce Willis, pero que te agrada verlo (yo lo prefiero en Edward Scissorhands, del Tim Burton, es genial ahí y en la película de Once upon a Time in Mexico aparece como agente secreto de la CIA, utilizando una de esas camisetas negras que dicen explícitamente Central Intelligence Agency).

Lugar 222, 7.9 puntos, In Cold Blood (1967), 5,642 votos. De Richard Brooks. A Sangre Fría. Basada en la novela de no-ficción del gran Truman Capote. La historia de dos tipos que matan terriblemente a una familia. (¿habrá maneras más amables de matar? La técnica que utilizó Capote fue aparentemente meterse dentro de los zapatos de los asesinos. Creó así la primera novela de ficción de no ficción de todos los tiempos, ¿me expliqué? O sea, inventada de algo que no es inventado pero que a final de cuentas lo es. Aquí sale Peter Blake que con el paso del tiempo estaría también en un juicio de asesinato, igual que su personaje. Peter Blake era muy divertido en Baretta (su tema musical era genial, ¡vaya, hasta que encontré una excusa lo suficientemente verosímil para expresarlo!). Está en blanco y negro y gloomy, very gloomy toda. Capote absorbió todos los hechos y sencillamente los hizo una obra maestra.

Lugar 221, 7.9 puntos, The Philadelphia Story (1940), 17,059 votos. La Historia de Filadelfia. De George Cukor. Esta película tienen que verla los que adoren a Katherine Hepburn. Los que adoren las comedias románticas. Los que quieran ver a Cary Grant y James Stewart juntos. Es una historia que trata de una divorciada (Hepburn) que desea volverse a casar. Un periodista de sociales (Stewart) y el tipo que es el ex esposo de Kath (o sea Grant). Divertida, tranquila, genial, bien lograda. ¿Ya mencioné divertida? Sí, lo mencioné. Lo es. Katherine Hepburn es una diosa, sí, lo es.

Lugar 220, 7.9 puntos, Out of the Past (1947), 5,531 votos. De Jacques Torneaur. Con Robert Mitchum que la ha hecho de héroe héroe, y que también ha salido de malo, malo. No la he visto. Ha de ser cine negro. Es de impuestos, cosas así. ¿No suena nada excitante? Esperemos verla y decidamos.

Lugar 219, 7.9 puntos, Zodiac (2007/I), 33,650 votos. De David Fincher. Aquél director de videos de Madonna, sobre todo el de Vogue, uno de mis favoritos. No la he visto, se trata de un asesino de los 60’s y 70’s. Al parecer está muy buena. ¡Hey, qué les pasa! ¿¿¿Qué estoy sólo para ver películas???

Lugar 218, 7.9 puntos, Bonnie and Clyde (1967), 22,007 votos. De Arthur Penn. Ésta película fue una revelación para la época. Una pareja antiheroe y antiheroína con Faye Dunaway y con Warren Beatty estelarizando a un par de asesinos asaltabancos durante los años treintas ¡que hasta impusieron moda en los sesentas! Sale Gene Hackman por ahí y es una historia a veces muy romantizada. Las escenas de violencia también son muy glorificadas por exceso de grafismo. Tiene lo suyo.

Lugar 217, 7.9 puntos, Du rififi chez les hommes (1955), 4,040 votos. De Jules Dassin. Película francesa de la que sólo conozco una referencia por la película de Tintán, la de Rififi entre las mujeres, que se trata de un ladrón y que es una comedia y que hace mucho que no la dan por televisión. De la francesa, pues, ya llegará, ya llegará.

Lugar 216, 7.9 puntos, Young Frankenstein (1974), 36,903 votos. Esta película, Frankestein Junior es un delirio total. Filmada en blanco y negro en los escenarios originales de la película de Frankestein de 33 años antes. Mel Brooks es un genio total como se ve en este film. Dos menciones especiales: una, la de Gene Wilder que hace del nieto del Dr. Fron-kos-tin (como se debe de decir y no Fran-kes-tein, como todo mundo lo decimos erróneamente) y que al principio está totalmente escéptico del legado de su abuelo. Otra, la del cómico inglés de los ojos saltados, Marty Feldman, que la hace del ayudante jorobado Ai-gor, no I-gor, que ni sabía que tenía joroba, ¡ya que se le movía de lado y nunca se la podía ver! Recuerdo cuando la vimos por aquellos años en el cine Río 70, cómo nos doblábamos de risa durante la escena de la clase de medicina, y luego cuando apareció Peter Boyle como Frankestein bailando la de Puttin in the Ritz, y luego la de cuando el monstruo recién dado la vida está de pronto ahorcando al doctor y éste empieza hacer señas y los ayudantes creen que está jugando charadas, luego cuando el monstruo se encuentra a un ermitaño ciego, (Gene Hackman de nuevo haciendo un cameo) y éste lo invita a cenar sopa, ciego, atinándole jamás le al plato. Luego la de…

Lugar 215, 7.9 puntos, The Best Years of Our Lives (1946), 10,195 votos. Los Mejores Años de Nuestras Vidas. De William Wyler. Este es un drama de la vida real en la que un veterano ex marine que llega ciego después de la guerra y que se tiene que integrar a la sociedad con el apoyo de la esposa. Todo un drama, pero por algo está aquí, ¿no?

Lugar 214, 7.9 puntos, Lock, Stock and Two Smoking Barrels (1998), 64,775 votos. Esta película es dirigida por el esposo (¿novio?, ¿amigo? Ni sé…) de Madonna, Guy Ritchie. Dicen que está muy buena y entretenida. No la he visto.

Lugar 213, 7.9 puntos, The Lion King (1994), 64,746 votos. De Roger Allers. El Rey León. ¿Qué más se puede decir del Rey León. ¿De qué se robaron la idea los de Disney de Ozaku Tezuma? ¿De lo absurdo de que las jirafas y cebras y gacelas le muestren deferencia a quién está a mero arriba de la cadena alimenticia, en donde en cuestión de días serán comida? Mmm, prefiero divertirme con Los Simpson, en el episodio aquél de la de la muerte de Encías Sangrantes, cuando se hace burla de la escena de las nubes y la aparición del papá de Simba diciendo Kimba. O la caricatura de Pumba y Timón en la que explican realmente lo que sucedió para que todo mundo se hincara en esa escena de presentación del heredero de Mufasa. Mi pudor, mi educación, mis modales y mi conducta antiescatológica me impiden ser más descriptivo.

Lugar 212, 7.9 puntos, Casino Royale (2006), 88,182 votos. De Martin Campbell. Bueno, hablando de delirios. De vértigos. De armados al mil y de colores chillantes, con David Niven y Woody Allen, con Peter Sellers y Orson Welles. De diversión con música de Burt Bacharach. De… ¡ah, caray! No es la película de los sesentas, ¡es la de ahora! ¡La que vi en un autobús de la mejor manera, en mero enfrente de la pantalla y con el mejor de los sonidos que se puede escuchar en un autobús! (No sé en otros países, pero en México te pasan una película en los autobuses y hasta dos, algunas son ho-rrendas, pocas son una joya, como ésta). La película me llenó a todo. Me gustan las de Pierce Brosnan quien se me hace elegante, ágil, como para que siempre traiga el smoking puesto. Pero Daniel Craig, que barbaridad, la primera escena de Royale, en blanco y negro, genial, la segunda, la del tipo a quien persigue que resulta ser un verdadero atleta, escena coreografiada hasta en las alturas. Iimpactante, la verdad, la historia que sigue hasta el final, muy sólida. Craig es 007 cruel, salvaje, violento, y sobre todo, creíble, tal y como era Sean Connery al principio de los tiempos. Bueeeeena película.



Lugar 211, 7.9 puntos, Big Fish (2003), 72,098 votos. Burton, Mcgregor y Albert Finney. Esta es una fábula al estilo de Tim Burton. Escenas suaves cargadas de magia sutil. La historia del joven (Mcgregor, el ajonjolí de todos los moles fílmicos) que va en busca de su destino encontrándose con muchos obstáculos ingeniosamente superados. Etérea en momentos. Como la escena en que el tiempo transcurre lentamente en el circo.

Lugar 210, 7.9 puntos, A Christmas Story (1983), 33,419 votos. De Bob Clark. No la conozco, podría ser convencional, pero no sé hasta que punto. Como ya he dicho de varias, tal vez valga la pena.

Lugar 209, 7.9 puntos, Anatomy of a Murder (1959), 7,720 votos. Otto Preminger. Esta es una película genial, Anatomía de un Asesinato. Sale James Stewart y George C. Scott. Este Scott es un gigante, verlo actuar es un festín. Stewart no se queda atrás, definitivamente. Sale Lee Remick en un papel de la joven esposa hipersensual que me recuerda mucho a Lolita. Está en blanco y negro y es impresionante el drama. Debo de verla porque la empecé a ver en 2003 y no lan vuelto a dar. O no me he enterado. Y es que como no la acabé de ver…

Lugar 208, 7.9 puntos, Ying xiong (2002), 49,619 votos. De Yimou Zhang. Esta es la famosa Hero o Héroe. Una película tipo Rashomon. En un imperio muy muy lejano en China se corre la voz de que alguien con sumas habilidades logró matar a dos guerreros fugitivos. El que los mató se encuentra con el emperador. Este desea saber la historia, para ello surgen varias versiones posibles. Todo se va desenvolviendo con una seguridad y firmeza implacables. El final se irá delineando como bisturí cortando en piel. Eso en cuanto a historia. En cuanto a diseño de producción es una maravilla hermosa. Colores pensados para dejar impresiones duraderas en nuestros ojos. Delicia de los sentidos.

Lugar 207, 7.9 puntos, Hotaru no haka (1988), 16,561 votos. De Isao Takahata. De dibujos animados. No la conozco. En inglés se llama La Tumba y las Luciérnagas, algo así. Unos niños y su lucha por sobrevivir en el Japón de la Segunda Guerra Mundial.

Lugar 206, 7.9 puntos, Mystic River (2003), 61,353 votos. De Clint Eastwood. Esta es una película muy dura. El pasado vuelve para hechizarte de manera terrible. Sale Tim Robbins, Sean Penn y Kevin Bacon. Una historia del cine que siempre maravillará será la de un tipo alto que jugaba a ser rudo en muchas películas en donde la violencia y el fascismo imperaban. Pero he aquí que este mismo tipo resulta que tenía una gran sensibilidad al dirigir películas. Y este es el resultado. No se llama Río Místico por magia o cosas así, sino por que es uno de los ríos que desembocan en Boston.

Lugar 205, 7.9 puntos, The Ox-Bow Incident (1943), 4,168 votos. William A. Wellman. De vaqueros. Con Henry Fonda. No sé mucho más de ella. Fonda acababa de salir en la de Las Uvas de la Ira.

Lugar 204, 7.9 puntos, Magnolia (1999), 75,710 votos. De Paul Thomas Anderson. Sale mucha gente. Tom Cruise y Philip, ¿cómo se llama el que ganó el Oscar por Capote?, William H. Macy. Jason Robards. Es de múltiples eventos unidos. Una noche espantosa para muchos. Una noche en la que podrían llover hasta ranas. De hecho. Todo está entretejido. Todo.

Lugar 203, 7.9 puntos, The Hustler (1961), 14,137 votos.
De Robert Rossen. Esta película con nombre de revista pornográfica de Larry Flint es de un jugador de pool que llega a enfrentarse con un veterano. O sea, Paul Newman contra Jackie Gleason. Tiene mucha estamina, sea eso lo que quiera decir. Es un duelo de juventud contra experiencia. Paul Newman es como un antihéroe. A mí se me hace genial. Scorsese con el paso del tiempo dirigió El Color del Dinero con el mismo Newman haciendo el mismo papel de billarista, ahora agregándole a Tom Cruise como el nuevo retador. A mí me gusta más Hustler. La película, no la revista. Prefiero Playboy.

Lugar 202, 7.9 puntos, Sleuth (1972), 8,174 votos. De Joseph L. Mankiewicz. Laurence Olivier y Michael Caine. No la he visto, pero se me hizo muy graciosa la siguiente anécdota que leí: Michael Caine estaba muy preocupado de actuar con Laurence Olivier, tanto que ni siquiera sabía como dirigirse hacia él. Eventualmente él le preguntó de repente. Olivier le respondió: "Bueno, yo soy Lord Olivier y tú eres el Señor Michael Caine. Por supuesto eso es solo por la primera vez que te dirijas a mí. Después de eso, yo soy Larry y tú eres Mike.”

Lugar 201, 7.9 puntos, Frankenstein (1931), 12,604 votos. Su último homenaje se lo hizo George Lucas en la tercera parte de la segunda trilogía, la de La Venganza del Jedi, hará pocos años, en la aparición de Darth Vader como el ser vestido de su traje ceremonial o como sea, y su casco color negro piano y. La escena de éste, mostrándose al mundo sigue cuadro por cuadro el momento en que apareció el monstruo de Frankestein. Cuando tuve mis primeras clases de apreciación de cine en la UDEM allá por septiembre de 1977, nos hicieron mucho énfasis en esto. La película, de James Whale, todavía aguanta. Tiene escenas censuradas, pero por la crueldad sugerida más bien. Genial película. Hay cierta maravilla en mirar una película que ya tiene 75 años. Siempre he dicho que el cine es como maquinas del tiempo que se quedan fijas tanto en la pantalla, en medio de todo su movimiento, así como en nuestra mente. Frankestein es una de ellas.

Hasta aquí llegamos por hoy. Faltan doscientas películas. N’ombre, no son tantas.
¿O sí?

No hay comentarios.: