viernes, agosto 01, 2008

La Pasión de Al Gore



No acostumbro a escribir sobre política americana. Ya complicado es escribir sobre política. Todo se puede resumir finalmente a hablar sobre el PODER. Quién quiere el poder. Quién quiere dinero a través del poder, etcétera. Y sí he conocido personas que quisieran estar en política para hacer bien a la gente, a lo que se llama sociedad en sí, ¿no? A ese ente colectivo que no parece tener voz, aunque aparente que lo tiene cada tanto tiempo.

Y que es cierto que muchos astutos políticos se aprovechan de la indiferencia e indolencia de la mayoría (y a su inmensa cacofonía de voces le agregamos que no aciertan a saber su papel en asuntos de por sí complejísimos que ni de chiste aciertan una) echando andar maquinarias fallidas desde sus fundamentos para decir que llevan a cabo referéndums disque para obtener una respuesta que a todas luces es sesgada, y que sólo sirven para mostrar lo manipuladores que son y de lo que son capaces para llevar a cabo su visión maltrecha de lo que este país (México) requiere.

Y ahora leí un editorial del New York Times.

Me agrada Al Gore. Podrá parecer muy tieso y podrá no ser Bill Clinton. Podrá ser demasiado conservador para ser demócrata. Podrá querer ser Bono. Podrá querer ser líder de nuevo o vicepresidente quizá.

Sí estoy seguro de que fue robado en 2000. Pero de cualquier manera aceptó que el sr Bush fuera el presidente, para no darle más problemas a su país. Se necesita nobleza para ese tipo de actitud, sacrificio y demás.

Y ahorita trae otro rollo. Como ya ha andado en cosas de tipo ecológicas, y el tema del petróleo es recurrente, sigue en las andadas de ser uno de los más importantes interlocutores del mundo, iba a poner occidental, pero no, del mundo... entero. Y cuando alguien está imbuido de esa calidad de generar poder de convocatoria, pues lo hace, sin temor a quedarse sin público.

Y ese el caso de la semana pasada que dio un discurso sobre como los Estados Unidos se deben de conducir o comportar como una gran nación y hacer algo real, acerca de su dependencia autodestructiva y finalmente insostenible en los combustibles basados en carbón para sus necesidades de energía del Siglo XXI.

Gore lo que quiere es proponer un desafío estratégico respecto a que los USA consigan el cien por ciento de su electricidad de fuentes renovables dentro de diez años.

Cien por ciento. En diez años.

¿Cómo? Enfocándose en energía geotermal, de viento y solar. Ya no sólo es factible tal tendencia, sino esencial, dice el editorial.

El editorial agrega que Gore está dando un sentido de urgencia del que carecen las campañas presidenciales.

Y que lo malo es la sociedad está escéptica, si no es que fóbica, acerca de cualquier progreso en ese sentido.

Aquí pienso yo que hay una gran letargia entre la gente. No parecen los gringos saber, recordar, que están en guerra. Igual les pasó en la Segunda Guerra Mundial, al parecer, según lo consignó Ernie Pyle, insigne corresponsal de guerra de aquellos años, al visitar su país después de pasar mucho tiempo en los campos de batalla,


Los ataques del 11 de Septiembre de 2001 están cayendo en áreas cada vez más relativas a leyendas y mitologías, y estoy seguro que la inmensa mayoría de su población no recuerda de que nacionalidad eran la mayoría de las personas que volaron esos aviones, árabes sauditas, de que no había ningún iraquí, y que sí se pone a pensar alguien por mas de 15 segundos, no llegará a la respuesta correcta de porqué USA está en Iraq en estos momentos (además de la obvia del petróleo, claro).

Y la solución que propuso George en ese entonces fue “sigan comprando” ...para seguir manteniendo la tasa de consumo que es la que a final de cuentas hace crecer a su país, de manera un tanto incorrecta, como fuera mejor el caso del ahorro y el de ser más productivos en base a inteligencia y esfuerzo… Temas que inciden en los problemas hipotecarios que asolan hoy por hoy a los USA y por ende, a todos nosotros mortales.

Gore llega en un momento en que el de la atención es Barack Obama. Deseo de todo corazón que Obama gane. McCain se me hace buena persona, pero sólo eso (digo, a simple vista y sin ahondar en pasados).

La gente empezará a decir, continua el editorial, que los obstáculos tecnológicos pra esa transición histórica de teconologías de combustibles son muy pesados, duros, rudos, altos y que, finalmente, como en todo el mundo, y hago hincapié en TODO EL MUNDO, los costos políticos son muy altos.

Dice el editorial que ese es el detalle de (nosotros, claro) los visionarios, que no es cosa fácil el obtener lo que se ambiciona y “visiona”.

Gore dice y eso es clave: “Necesitamos una inversión gigantesca, masiva, para transformar nuestra energía de infraestructura de una que confía en un combustible caro y sucio a uno que es gratis. El viento y el sol y la geotérmica no se van a acabar y no se tienen que importar del Golfo Pérsico, y no incrementan su precio…”.

Y dado que el único factor que controla el precio es la eficiencia e innovación que va en lo que será el equipo que transforme la electricidad, una vez que se comienza con la escala, la que se está anticipando, los sistemas bajarán de precio."

El editorial dice que no cuentes con que la gente se vaya de inmediato a comprar sus kits de como hacer un Molino de Viento en casa.

Y me encantó lo que siguió:

“¿Cuándo exactamente ocurrió que los USA se volvieron en una sociedad de “NO-PUEDO-HACERLO”?

No fue al mismo comienzo cuando 13 mugrosas colonias fueron a la guerra contra el imperio mas poderoso del mundo en ese momento.
(¿Imperio mas poderoso del mundo? ¿En ese momento? Me suena, me suena). No fue durante la Segunda Guerra Mundial cuando Japón y Alemania Nazi tuvieron que ser combatidos simultáneamente. No fue cuando en el período en que les dio a los europeos el Plan Marshall y una robusta Ley de los Soldados, G.I. Bill y el sistema de autopistas interestatales y el programa espacial y el movimiento de los derechos civiles y el movimiento de las mujeres y la más grande sociedad que el mundo ha tenido.”

¿Cuándo ocurrió?

Ahora, concluye el editorial en ese punto, de manera trágica a todas luces: “Ahora ni aun pueden levantar a Nueva Orleans de sus rodillas”.

Una parte clave que dijo Al Gore es: “Estamos pidiendo dinero de China para comprar petróleo del Golfo Pérsico para quemarlo de maneras que destruyen el planeta.”

Los americanos estan pesimistas, tanto, que muchos creen que los mejores días de USA están en el pasado.

Pero como termina el editorial, “no importa si la propuesta de Gore tiene fallas, o se tarda mas de diez años, o que le falte mucho para ser factible, la cosa es el objetivo”.

Ese es el punto. La cosa es el objetivo.

Y hay gente, que piensa que la solución es taladrar en Alaska, otros que piensan el sueño demasiado abstracto y narcotizante de que el petróleo es nuestro (y que creen que con su referendum de respuesta mínima ya hablan por toda una nación).


Pero dejando fuera el bullshit (perdonen mi francés):


La. Cosa. Es. El. Objetivo.

2 comentarios:

Rubas dijo...

Yo me vengo preguntando lo mismo, no para el caso gringo, sino para México.

¿En que momento decidimos que no era nuestra obligación el país? ¿Que lo podíamos dejar en manos de un montón de pillosa los que les pagamos y les dejamos robar?

¿En que momento renunciamos a la posibilidad de tomar el control de nuestra casa?

Y a escala global es lo mismo. ¿Por que tenemos que hacerle caso a la potencia mundal cuandonos dice que compremos y usemos créditos? ¿Por que no podemos salir del ciclo?

Anónimo dijo...

Una grata experiencia, navegar por tu espacio, donde te habias escondido, sigue asi saludos