domingo, septiembre 26, 2010

Preguntas a mí...

(Con motivo de escribir en el boletín periódico de los EX UDEM, aprovecho para publicar mi panorama respecto a varias preguntas, es un retrato parcial de lo que pienso ahora mismo, otoño de 2010, algunas reminiscencias y visiones del futuro)

Bueno, respecto a las preguntas, ¿qué se puede decir? Veamos:

¿Por qué empezaste como Profesor?  ¿Qué te motivó?
   
La inquietud de dar clases empieza sin darse uno cuenta, y entre todo uno va encontrando el tiempo y la inspiración necesaria para hacerlo, en donde uno, al presenciar la llegada de la sangre nueva a las universidades se concientiza respecto que estar en contacto con los jóvenes es necesario también para que uno crezca, el tiempo pasa de prisa y si no estás en contacto con ellos se pierde un trozo muy importante de sensibilización sobre la realidad actual.
Sus percepciones son importantísimas, para bien o para mal, ellos seguirán sus propios caminos y serán los que vengan a tomar las siguientes decisiones que nos afectarán a ti y a mí.
El aula es ideal para aprender, para todos, es un acto de transferencia de conocimientos recíproca.

¿Por qué te fuiste de Monterrey?

Llega un momento en que los coyunturas se cierran y las oportunidades aparecen en otras partes, salir de Monterrey por seis años  me ayudó a conocer la realidad de México y te da fuerza y resolución para seguir ayudando a nuestro país, colaborando en lo poco o mucho que puedas lograr.

Valoras lo de allá, el verdadero México, al que no tienes acceso desde el avión porque lo miras a 6,000 metros de altura, a 750 km por hora, o desde las principales avenidas de nuestras ciudades modernas, el México a que llegas por un camino sin pavimentar, que es el que se levanta a diario a caminar 3 kilómetros porque no hay transporte, porque no tiene agua, y que en ocasiones nunca había visto que una computadora personal le pudiera servir para algo bueno a su familia, a su persona en directo, como fue el caso de trabajar con el Expediente Clínico Electrónico del Seguro Popular con la Secretaría de Salud.

Por otro lado valoras lo de aquí, que en bien o mal, es lo tuyo, y que quieres que sea una ciudad de lo mejor, con justicia, equidad, generosidad, paz y tranquilidad que tanto se necesita. Valoras el calor, valoras la lluvia, valoras los amigos, valoras tu ambiente, valoras muchas cosas.


¿Qué se siente estar en el Radio?

La radio es otro universo, y creo que haber estado en la UDEM me dio una pequeña ventana para expresarme por un lado totalmente inesperado.


Casualmente todo empezó por Ex A UDEM, me entrevistaron en radio, pregunté a alguien de cabina que se necesitaba para tener un programa, lo conseguí y estuve así 6 años en un espacio llamado Papiro Digital.

Fue una hora semanal en la que yo hablaba de mil temas, de rock, de cine, de historia, de tecnología, de tendencias, de noticias, de política, de religión, de sexualidad, de literatura, de todo lo posible que se podía hablar mientras ponía rock en cuidadosa selección. Fueron momentos mágicos porque la gente se comunicaba con uno y uno con ella.

Una cuestión especial surgió cuando Gerardo Cotera, de plano me dijo que dijera lo que fuera, no había censura, y jamás la hubo, creo que en ningún espacio de radio incluso actual, podría haber dicho lo que alguna vez dije por ahí.

No sé si sea irrepetible, pero lo que sí sé es que estar en radio y recurriré al cliché es, sencillamente, lo máximo.

¿Qué haces actualmente?... (y todo lo que se te ocurra compartirnos)

Ahora trabajo en una empresa de telecomunicaciones con soluciones de networking (redes) donde trabajamos con nuevos productos que pueden ayudar a las empresas en cuestiones de redes y de sus mismas labores de internet hacia dentro (su misma organización) y hacia fuera (sus clientes y usuarios a distancia).

Por otro lado sigo escribiendo, tengo mi blog que fue una especie de solución a mis necesidades extremas de expresión, por otra parte trato de seguir escribiendo cuentos, tengo pensado hacer otra novela sobre tecnología y sociedad, y seguir además con mi línea de escribir libros de valores sobre género, sobre valores y sobre finanzas y economía.

Mis libros son autopublicados, desde que empecé a escribir en ese sentido he creído en la parte de que sea uno mismo quien lo lleve a la gente lo que produce he tenido mis más que serios problemas con eso,  pero uno aprende de todo), de esa manera no hay intermediario entre el escritor y el lector mismo, el modelo tiene sus limitantes, pero también sus enormes satisfacciones, ese es un tema en sí para discutirlo en algún otro lugar.

También hace poco reanudé mis conferencias y eso es algo que me llena de satisfacción, es divertido hablar con personas en público, decirles cosas nuevas o puntos de vista diferentes, tratar que se diviertan, rían, piensen, que se entretengan y de vez en cuando, estremecerlos un poco.

Hoy como siempre, estoy a la espera de percibir nuevas ideas, y ver de qué manera implementarlas o difundirlas, sobre muchos temas, unas de ellas por ejemplo en área de lo que es la sociedad, es la idea de una democracia deliberativa, llamada “kleroterión” que es un tema muy importante que podría ser revolucionario para la toma de decisiones de las ciudades en cuanto a su organización por parte de la sociedad. Es un tema que estoy discutiendo ya con un síndico de una ciudad de Chihuahua para ver la manera de promoverlo y de llevarlo a cabo.

Estoy además al pendiente de las singularidades, escucho, veo y leo noticias de muchos lados, las interpreto respecto a otras que hayan aparecido en contextos similares o distintos, si es una singularidad, es decir, algo que no estaba antes, que no se había difundido, lo analizo, lo comparo, busco su procedencia, su razón de ser, su origen, y ahí decido si esta es moda, o anuncio de tendencias. En caso de ser tendencia, le ponemos más atención y estamos al pendiente de sus consecuencias, a nivel global, local o hasta personal. De ahí lo publicamos en el Twitter o en mi blog, dependiendo.

Tengo mi cuenta de Twitter que es @luisg2099, y mi blog (de ya más de 4 años y más de 200 piezas de más de 5 cuartillas en promedio cada una de mis piezas) que está en Blogger y que es donde doy rienda suelta a mis temas, cuestiones, preguntas, inquietudes, soluciones, exposiciones, necesidades (a veces necedades, lo acepto), y a veces, mis respuestas.

Soy bastante creyente en la tecnología social, en la tecnología persona a persona, pero si matizamos esto, descubro que estoy en contra de una necesidad de tecnología desmedida que se caracteriza por obligarme a cambiar de celular cada año, o por comprar nuevos modelos de computadora solo por estar en una moda, o para pertenecer a la corriente de los early adaptors, curiosamente soy conservador en este sentido.

Así como estoy a favor del libro y de la lectura y de la comprensión y reflexión de la misma, así mismo estoy a favor de un análisis continuo de lo que es la tecnología a nuestro alcance en cuanto a consecuencias y efectos, sociedad, comunidad, persona.

Aunado a esto, un tema que me apasiona es el de cómo se dan las difusiones de las innovaciones, como estas llegan a la gente, cómo reacciona esta frente a ella, y hablo desde el punto de vista histórico, hasta el actual. No sólo es cuestión de tecnología, sino también sobre innovaciones de costumbres sociales, políticas y hasta del lenguaje mismo, temas que nos dan una imagen de lo que somos, de dónde venimos y quizá, hacia donde vamos.

Me preocupa que en México estén faltando ingenieros poco a poco en un proceso que no nos damos cuenta (el máximo de estudiantes que México ha tenido en los pasados años fue en 2004, desde entonces el índice ha ido en decremento, esto es muy grave). Estoy hablando con varias instancias del gobierno federal y de empresas muy conocidas del ramo tecnológico, además del de la academia respecto a que es necesario impulsar programas que apoyen a los temas de ingeniería desde la misma secundaria, el día que nos falten ingenieros seremos un país cada vez menos dueño de su propio destino, las grandes empresas se irán a ofrecer sus trabajos a otros países que sí han hecho su tarea, (obvio la India, pero siguen Perú, Costa Rica, Brasil), hay que hablar y ventilar estos temas, pero ya y llevar programas a las escuelas secundarias a que se hable bien de las matemáticas, la base de todo, amén de los temas que conlleven creatividad aplicados al mundo real, e inmediato, al tangible, al nuestro.

Esto anterior es a amplios rasgos, lo que soy, quizá el día de mañana le pudiera agregar más, pero creo que de momento es más que suficiente.

Alguna persona que desee saber más de mis libros, métodos para escribir o autopublicarse, o de mis conferencias o de mis escritos, estoy para servirles en el correo luis.garcia.2099@gmail.com con todo gusto les responderé.

Muchas gracias.


Luis Eduardo García Guerra (BAOB 79, ICAP 83), trabaja en Telecomunicaciones, además escritor de 2 novelas, un libro de cuentos, y 3 libros de orientación sobre valores y economía. También imparte conferencias sobre innovación y creatividad.  

No hay comentarios.: