martes, julio 09, 2013

Confesiones y arrogancias

¿Es confesarse vanidoso el decir que me gusta escribir esto? ¿Es aceptar que me agrada el colmo de la pretensión? ¿Es arrogancia? Sepa, a mi me gusta escribir, lo que no sé es si me salga bien, no crean, tengo mis dudas, agreguemosle que lo mas que tiene uno miedo es a cansar a la gente, a fastidiarla, a que diga, por ejemplo: "um, ya se repitió este cuate, ya no fue trascendente, ya no fue cotidiano, ya no fue motivacional, ya no fue racional, ya se pasó de la raya...", etc. Sí, sí importa lo que diga la gente, no alguien en particular, pero sí ese ente que denominamos así, rimando: "la gente".

Sí, me agrada escribir, me agrada ver mi yo contradictorio en esto, no siempre da resultado, no siempre sale lo articulado que uno quisiera, ah, pero me gusta hacerlo, insisto, es como si a los pintores les dieran la hoja en blanco, perdón, el lienzo en blanco ¡y a pintar se ha dicho!, o será mas bien como los niños a los que les dan crayones y papel, los cuales también se ponen a pintar lo que les da la gana, ¿no?

Ni idea.

Trata uno de ver el angulo, trata uno de mirar las cosas con ojos, lentes, miradas nuevas, a veces se logra, a veces no, se trata de evitar el lugar común, a veces se logra, a veces tampoco.

Y como se puede decir, se tiene el talento o no, y pues, no sé si lo tengo, pero lo que sí sé que tengo es memoria y la uso y la expreso y tengo gustos (demasiados) y edad (no tan demasiada, por supuesto) que me dan cierta perspectiva, y lo que deseo cumplir es solo dar esos reflejos o aproximaciones  y ya cuando todo esté seguro y conocido, hacer la fuga y salirme hacia lugares desconocidos, extraños y poco recorridos...

Así las cosas, seguimos en esto, me gusta estar aquí, sí, lo disfruto en demasía, por lo mismo o no por lo mismo y sin que esté relacionado o que sea condicional para tal efecto pasa excelente 9 de julio, espero que esta fuga sea de tu agrado, porque la idea es esa... pasar 5 minutos o menos, habrá quien diga que ojalá sean menos, pero, así es esto y no hay más.

Se les agradece su paciencia, les envío mis saludos, y tómense un respiro y deténgase un ratito para ver el paisaje, mirar el cielo, oler las rosas, y si se llega el mero silencio, escuchar el mismo pulso del ritmo cardiaco... Cafecito rico de despertares, té delicioso de contemplación, o pepsi light de ensueño. Aquí no se discrimina a nadie... buen día...

No hay comentarios.: