miércoles, julio 17, 2013

El Arte de Explicar



Respecto a lo de Buñuel del viernes, me la pasé super. No fue toda la gente que se apuntó, pero sí fue la gente que quiso, y pudo, ir y que sintió que ese era su tema.

Esa no fue explicación en sí, sino discusión de Luis Buñuel y el porqué de las cosas respecto a este país. Me faltó tiempo para agregar dos videítos que luego pondré sus referencias por aquí y me faltó su sentir por la violencia en México. Es un tema que apasiona, la verdad.

Y eso me lleva, lo de las explicaciones a...

Eso me da pie a hacer hincapié en el tema mismo del explicar. 

A que yo no me había figurado que al principio de la explicación la gente a la que le explicas (la redundancia, claro) está primero en un estado del PORQUÉ?

Es que ya saben: primero está el escepticismo, la gente está expectante mirándolo a uno, como midiéndolo, dándole los 15 minutos de beneficio de la duda (similar al que damos a una película, a un libro, 15 páginas, a una canción, 20 segundos, a una obra en sí, los minutos correspondientes de gracia) y así uno está apurado construyendo la empatía a toda prisa porque se acaba el tiempo y todavía ni les caes bien ni se ríen de los primeros dos chistes que les dijiste.

Sabes que el entendimiento es costoso, en tiempo, en dinero, en recursos. Y bueno, mientras te tengas la confianza, saldrás adelante.

Y que es como seguir una serie de pasos, como de ir de la letra A a la letra Z, una por una, es decir, de algún modo todos estamos al principio en el rango de las primeras letras, y nos seguimos preguntando el PORQUÉ estamos reunidos en una sala para que nos expliquen algo que no entendemos su causa o motivo o razón de siendo redundante, de entender.

Pero poco a poco se va dando un avance conforme se develan misterios, se desentrañan detalles, se examinan puntos y puntos, el PORQUÉ se empieza a convertir en el YA ENTENDÍ, y la gente dice: ahora ya no pierdas el tiempo, ya dame el CÓMO. 

Y es en ese mero momento en el que todo se transforma, la gente se siente más segura, ya sabe el PORQUÉ están reunidos, ya saben o entreven hacia dónde va todo. Ya aparece la impaciencia. 

El milagro del entendimiento se da y florece. 

Pero claro, hay que practicarle, ¿ok? No todo aparece de la nada y se tiene que afianzar. "No pain, no gain", dicen allá arriba en el mapa. Y tienen razón.

De cierta manera ellos ya están del otro lado y... sssh, pero esperen, viene otro grupo.

(Y lo más interesante es que, reflexionando un poco, esto los maestros lo hacen con sus alumnos todos los días en las escuelas... eso sí es admirable, ¿no creen?)



Pasen buen lunes, buen final de quincena, buen día, buena hora, buen instante, ¿les ofrezco un café?, ¿un tecito? ¿una coca light? ¿Una pepsi light? Umm, no, esa no, ya se está acabando y para ir al Seven hay un calor que ni les cuento...

No hay comentarios.: