martes, julio 23, 2013

La línea 13.



En la noche se oyen susurros. Pero estos salen de canciones que evocas.

Pasan los años y la música está ahí en su poder intacto, su poder de convocatoria de sentimientos y emociones ya idas, ahí está todo.

Es cuestión de que se escuchen las notas, la voz delgada, meliflua, la canción perfecta.

La oí en 1974, estaba en secundaria, mi papá no sabía que escuchábamos música en inglés, increíble pero cierto, después el hecho no le importó ni a él ni a nosotros. Y la escuchábamos muy seguido, en rotación pesada le llamarían a esa  constante frecuencia de trasmisión los de MTV relativos a sus videos.

A unos les pudo aburrir. A mí no. Nunca lo dije.

Pero la escuché, era un gozo, se oían pájaros y era una armonía total, la voz de la mujer, de alcance de cinco octavas me enteré mucho después, decía cosas, no estaban presentes todavía los sites que te decían de tal o cual canción, sus letras, solo si las comprabas en una revistita llamada así también en diminutivo, Notitas Musicales. Revista boba a más no poder, pero traía sus buenas canciones que sacaba a su vez, no sabíamos entonces, de la revista Hit Parader mensual que llegaba a Sanborns.

Las chicas de la prepa la cantaban, yo en secundaria, las oía, y veía, curioso, desde los amplios ventanales de mi salón de clases que daba al patio escolar, ahí estaban ellas, inalcanzables. Y no serían las únicas.


Con el tiempo me hice duro, escuché a los Beatles, a los Rolling Stones, a Kiss, a Deep Purple, a Led Zeppelin, a Pink Floyd nunca cedí al pop. Al menos no en público. Al menos no frente a mis amigos, a lo mucho concedíamos a Fleetwood Mac, el espléndido álbum de Rumores. Pero a ese también lo concedían muchos.

Pasado el tiempo, me enteré que la preciosa cantante de la preciosa canción había muerto, y que a su entierro fue el mismo Stevie Wonder, quién le cantó una canción de despedida. Triste momento.

Hace un rato, en 2013, casi 40 años después de oírla por primera vez, vuelvo a escuchar Lovin' You de Minnie Ripperton, y me causa el mismo efecto.

Lovin' you is easy cause you're beautiful 
Makin' love with you is all I wanna do 
Lovin' you is more than just a dream come true 
And everything that I do is out of lovin' you 
La la la la la la la... do do do do do 

No one else can make me feel 
The colors that you bring 
Stay with me while we grow old 
And we will live each day in springtime 
Cause lovin' you has made my life so beautiful 
And every day my life is filled with lovin' you 

Lovin' you I see your soul come shinin' through 
And every time that we oooooh 
I'm more in love with you 
La la la la la la la... do do do do do 

No one else can make me feel 
The colors that you bring 
Stay with me while we grow old 
And we will live each day in springtime 
Cause lovin' you is easy cuz your beautiful 
And every day my life is filled with lovin' you 

Lovin' you I see your soul come shinin' through 
And every time that we oooooh 
I'm more in love with you 
La la la la la la la... do do do do do

Tenía 32 años.

(Caramba, ¿que a fuerzas tengo que andar romántico o sensible o cursi para escribir de esto?, menos uno que es de alma sensible, y dura, claro. 

O es eso o tendré que cambiar de estación de noche, oh sí.)

Me iba a poner a analizar la letra. La línea 13... Pero no, demasiado pensar por hoy. 

Sólo abramos nuestras crono-venas y a dejar que fluya el tiempo ido, querido, añorado, lejos, cerca, nuestro, de todos...

Rico café... rico té... rico refresco de dieta, el que ... sea...

Buen día... a disfrutarlo... y en la noche a estar alertas, porque se escuchan susurros...


1 comentario:

Anónimo dijo...

gracias por recordarme esa cancion