sábado, agosto 31, 2013

Coincidentemente...

El tema de las Coincidencias siempre me ha llamado la atención como muchos de ustedes saben, y casualmente, o coincidentemente, me tocó leer un artículo sobre el origen nada extraordinario de ellas, sólo los temas de probabilidad y estadística en los que de un modo u otro la gente tiende a registrar lo poco extraordinario que ocurre y nunca lo mucho ordinario que sucede, por tanto se sorprenderá siempre con lo extraordinario. Temas más afines a la psicología que  a la probabilidad.

Y alguien contará de que un día sentado en un camión arrendado de la empresa en una ida a Sumiya en Cuernavaca hace 15 años, la persona hasta entonces desconocida que iba a su lado contó entre muchas otras cosas que tenía una prima en Monterrey, que fue compañera de mismo salón de la persona en cuestión, en su preparatoria veinte años atrás. Coincidencia.

Y esa es una, y hay varias otras coincidencias épicas, pero como buena persona razonable y racional hasta cierto punto sin llegar a exageraciones, siempre he pensado que es interesante este tema. Y he tenido mis ristras de varias coincidencias que definitivo, si son examinadas fríamente nada que ver, surgieron de la nada.

Si es que algo puede surgir de la nada, claro, pero cuando nuestra mente analiza, esta sí puede ser engañada. Estamos predispuestos a ello.

¿Porqué? Porque está diseñada para señalar las mejores historias, las recordables, o las extraordinarias, por eso las contamos, las coincidencias, las maravillas, las demás historias cotidianas no, no llaman la atención, son aburridas, etc.

Ahora entrando en el terreno de las matemáticas, se dice lo mismo, de miles de eventos, pues eso, son miles, de situaciones y para andar calculando probabilidades de que dos de esos eventos sean afines, hagan sentido, se complementen o estén improbablemente relacionados, pues, está canijo, en fin, ustedes sabrán qué creer, yo creo en que las cosas ocurren y se dan y somos nosotros quienes les damos sentido especial, y son padres, cierto, el darte cuenta, el darte conciencia de que dos eventos aislados, fueron afines.

El caso es que... pues, ayer en la presentación de Mariana, nuestro amigo Felipe Montes estuvo haciendo de las suyas haciendo la lectura de sus notas respecto al libro presentado y que de pronto empieza a interactuar con el público, que si este autor, o estas pinturas, y de pronto se detiene y habla de "Dublineses", el libro de cuentos de Joyce y así, de pronto le pregunta a alguien: Sí sabes quien es Turner, el pintor, ¿verdad?

Y nadie contestó, más que alguien de allá atrás.

Yo contesté dos o tres preguntas, sobre Blake y sobre un libro de Rosaura Barahona y no, no era concurso, en fin, nos las pasamos bien.

Obvio, me quedé con la espina de Turner.

Y todo siguió normal hasta que hoy en la mañana vi... que en una infografía (me llega una diaria de cualquier cosa por correo) hablaba de Londres compitiendo contra Paris, en 10 temas, desde lo típico de las calles, hasta temas de comida y de mil cosas mas: tamaño de edificios, del tamaño del Metro, del número de restaurantes, y una gran plétora de datos, turismo, parques, atracciones, museos.

Y es en el tema de los museos que se da un dato curioso. Que en una de las Galerías mas importantes de Londres, la Tate, dice "resguarda mas de 300 pinturas de J.W.H.Turner, o sea, el pintor desconocido por mí, y que mencionó ayer precisamente Felipe en la presentación del libro de Mariana.

Entonces fue... ¿una coincidencia? ¿destino? ¿casualidad?

Sí, fue una excelente casualidad... pero fue genial!

Pasen un lindo día, ya en 22 de agosto del año de 2013... Feliz cafécapuccinotéheladococaligthpepsilightdeliciosostodos












No hay comentarios.: