sábado, agosto 31, 2013

DE LA SUSPENSION DE LA INCREDULIDAD

RYF 19.08.13 DE LA SUSPENSION DE LA INCREDULIDAD
El hacer creer en lo que alguien está leyendo, viendo, mirando, oyendo, escuchando, eso es básicamente el crear la Suspensión de la Incredulidad. 

Esto es lo que el escritor pide, lo que el poeta anhela, lo que por dentro el lector adora. Que se pierda todo sentido de proporción, todo sentido de que este es  mundo real-que es el único mundo, el que todo obedece a leyes claras a las que estamos encadenados, a las que estamos condenados. 

Aunque se sepa que es temporal, la Suspensión de la Incredulidad te permite creer, sin cuartel, creer totalmente, creerlo todo.

Pero he ahí que es lo que se basa todo el tema del arte en el mundo y no entraré en detalles porque no falta que estén los policías de lo correcto y preciso que darán su docta opinión de lo que es el arte y porqué funciona en la mente de las demás.

Lo que sí quiero destacar es eso, que todos nos desconectamos y creemos, creemos en lo obvio, lo real, sí, lo que forma el universo, aunque no sepamos cómo sea este. Pero sí, de una manera extraña que intuimos que es como un gran reloj allá afuera, y no, no es aquí el lugar para hablar de si hubo relojero o no, el punto es que todo da vueltas alrededor de algo, engranes, resortes, movimiento, cuerda, acción, reacción, eso nos lleva a creer todo el proceso de contactar la realidad hasta lo cósmico.

No hace falta que sepamos como es, vemos las estrellas y algunos ya no nos imaginamos que son de cinco picos, no importa que no sepamos que son soles de diferente posición estelar aparente y de diferente tamaño relativo al mismo sol. Ahí están, son luces, son agujeros pequeños en la gran manta hecha de hilos de tinieblas negras.

Necesitamos en ocasiones despojarnos del sentido de la realidad que nos rodea y darnos y entregarnos por entender y por sentir...

No sólo hablo de los temas de fantasía o de ciencia ficción, sino de lo mismo que leemos en forma de poesía o de prosa, en forma de poema escalonado, en forma de ensayo introspectivo o de pensamientos aislados pero con dirección clara y directa.

Nos adentramos en los textos porque creemos, nos rendimos ante las palabras y decimos, esto es posible, llámese fantasmas, amores, caballeros andantes, hombres con resistencia sobrehumana, naves espaciales, mil historias y derivaciones...

Así las cosas, esa es nuestra obligación y deseo, llevarlos al reino de las palabras, de las frases, de los entornos nuevos, y de forma por demás, mágica, llevarlos allá en donde puede suceder todo...

Porque en las palabras está el poder, está el deseo, está el principio y el final. En las palabras y su evocación está la misma existencia. 

Después de que todo desaparezca, estarán los ecos de las palabras, las dichas, y las que nunca se pudieron decir...

Y será entonces que la Suspensión de la Credulidad será sustituida por la Suspensión de la Realidad.



Pasen excelente viernes, lindo fin de semana, un café, té helado, capuccino, coca y pepsi ligth...

Y recuerda apoyar un escritor local!!!!!

No hay comentarios.: