jueves, agosto 15, 2013

De mi Poder y del Tuyo

Mi estimado lector/lectora, hoy escribo para escritores. Y hablo del Poder. de mi Poder.

Pero también tú, lector, estás invitado a leer esto. Claro que sí, como para que esto funcione necesito mucho de ti.

Deja te cuento que hoy estoy en medio de una impresión de 50 ejemplares del libro de una compañera y creo que va a tener mucho éxito.

Y aquí hay varios temas, uno es el de que si se quiere imprimir algo ya se puede hacer de manera confortable, como lo hemos venido haciendo algunos en este año, sin grandes inversiones, con aceptable calidad (good enough! dirían en una cierta empresa de por estos lares), con el cumplimiento de los canones de impresión mínimos, pero como acabo de decir, su-fi-cien-tes.

Sólo quisiera decirles la maravilla que es contar con el método lógico de imprimir esos libros. Y parafraseando como decía Olé Olé, del grupo de Martha Sánchez, (¿se acuerdan?) "imprimiendo sin salir de casa".

No, no creo que sea suicidio cultural el que uno se autopublique, memos en estas épocas y esas son discusiones posteriores, más bien es tomar el toro por los cuernos además de tomar la decisión de que el mentado libro salga a la calle y rezar (en la clásica jugada de futbol americano denominada del Ave María, en la que desesperadamente lanzas el pase y rezas el Ave María para que uno de tu equipo la atrape, ¡hey, a veces funciona, los milagros existen!) para que encuentre a su público o que su público lo encuentre a él.

No todos los llamados serán los escogidos, pero estoy seguro que entre todos los que deseamos escribir, publicar y demás, hay algún escritor que será relevante para la gran masa de lectores.

Si los demás no somos elegidos, ¿qué importa? ¿A poco realmente creen que escribimos porque una fuerza ataca a nuestra voluntad en contra de la misma?

Y sólo requeriremos de atención. Que es la que buscamos y que es la que deseamos tener y mantener.

Pensar que cualquiera, en teoría, puede hacer libros en su propia casa, es fabuloso.

Eso es un poder, mis estimados amigos, es un poder. Me despojaré de falsa modestia: Deseo decirles que tengo el poder de escribir un libro, hacerlo legible, hacerlo interesante, además tengo el poder de hacerlo tangible, de hacerlo cumplir las reglas de la apariencia de un libro, además de hacerlo llegar al lector interesado. En medio de todo eso, otros y yo, rompimos reglas, nos fuimos por la libre, nos fuimos derecho sin... pedirle permiso a nadie.

Eso,es poder. Oh, sí.

Y nosotros lo tenemos.

Deseo que pasen excelente jueves 15 de Agosto de 2013, que la edad de la ansiedad los haya dejado mucho tiempo atrás, que me cuenten de sus poderes, que me digan si realmente disfrutan su cafécapuccinotéheladococalightypepsilightporsupuesto. 

Para mí, esto, estar con ustedes, es mi maravilla particular. También oh, sí.

Y apoya a tu escritor local, que CASI nada te cuesta. Él te lo agradecerá personalmente. Me encargo de eso.

No hay comentarios.: