sábado, agosto 31, 2013

El tema del dolor... (la última del mes)

ryf 30.08.13 

El tema del dolor...

No a todos les gusta este tema, no me pondré docto, yendo a wikipedia a buscar una definición de lo que es el dolor.

No me considero especialista en ese tema, cada quien sabe el que guarda, el que teme, el que soporta.

Pero una vez tuve pancreatitis, y se lee por ahí que es de los dolores más fuertes que puede tener el ser humano, y ustedes me dirán, y los dolores de parto? Bueno, esos se quitan naciendo el bebé que para esto son su función, pero en una pancreatitis no hay ese aliciente o motivación.

Es un dolor tan profundo, que hasta la luz que te cae en los ojos, duele, enormemente, el sonido mismo, el respirar, deja reverberancias que son insoportables, pero a final de cuentas, sí lo es, es un dolor que sí se soporta.

Ahora, tenemos la oportunidad de conocer otro dolor. Y bueno, la vida, esperemos tener la fortuna de no tener mas oportunidades, gracias, con lo que ya conocí, me doy por servido.

Es el dolor de algo que comenzó como un aire en el ojo izquierdo, haciéndolo lagrimear y pronto impidiendo la concentración en cierta manera, y de pronto el dolor se expandiendo dentro de la caja alrededor del ojo, como siguiendo los nervios.

Al buscar aquí y allá descubro que se llaman cefaleas, aunque hay muchos tipos y bueno, el doctor es el que podría definir de qué estamos hablando.

Pero yo soy el poseedor de ese dolor tremendo que se siente alrededor del globo ocular, y se queda en ese hemisferio occidental de la cabeza.

Y sigue por oleadas y no se detiene, y uno recuerda la función del dolor, avisar que algo está mal. Que se tiene que resolver. 
¡Pero qué estridencia, caramba!

Busco la causa de esa cefalea, y aparece el alcoholismo, y las pastillas psicotrópicas, nada de ello, que yo sepa. Igual me preguntaron sobre mi pancreatitis, lo mismito, eso me indicó que los doctores muy frecuentemente sabrán del dolor, donde se encuentra, pero no su origen, lo cual es descorazonante.

Así las cosas, mi dolor fue mas fuerte que el tuyo, que quisieras que nada se moviera en el universo, que todo se detuviera por un instante, que el dolor ceda, por favor, que no se quita ni aún apretando la cabeza como algunos con sus migrañas, que solo quisieras que todo dejara de existir.

Y así llegamos al instante en el que el dolor desaparece como si nada hubiera existido, volvemos al momento en el que los pajaritos vuelas, las nubes se levantan.

Y la paz se hace, y sólo esperamos que vuelva la siguiente oleada de dolor, que no tardará, sabemos que volverá, pero esta vez ser+a diferente, la estaremos esperando.

En fin, por si acaso, ahora tomaré agua, ¿qué tal, eh?, pero no me olvido de los amigos y amigas a quien no les molesta un cafecín delicioso, o un té, o un refresco tipo pepsi light o coca cola zero o light, tambien, total...

En fin, pasen un lindo día y respiren profundo el aire, y disfruten de la luz. Sólo eso les pido... 

Feliz viernes, feliz fin de semana, de mes...





1 comentario:

Jesus Lopez dijo...

Eh aprendido a disfrutar de casi todo en esta vida, incluyendo el dolor, como tu dices el dolor es tuyo, esta en ti, es una reaccion de tu cuerpo normalmente nada placentera pero si aprendes a "disfrutarlo" podras sobrellevarlo con mas calma