sábado, agosto 31, 2013

Metareflexión autolastimera

A veces uno no sabe de qué escribir, que si de los aviones, que si de los viajes, que si de las vacaciones, que si del calor, que si de las clases que se vienen.

Ayer escribí de los 50 años de los Libros de Texto y fue un escrito social y de conciencia. A juzgar por la falta cuasi absoluta de "likes", ¿podría asegurar que no gustó? A falta de eso, ¿sería una indicación de que no debo escribir con agenda social?

¿O fue que estuvo muy largo? ¿O fue que la gente no tiene tiempo de leer mas de una cuartilla? 

Lo que sí me queda claro es que como con todos los mensajes que pongo, a mí me agradan, a mí me gustan, y no sé, ignoro porque algunos de mis textos a los demás sí agradan mas que otros. Supongo que es porque se tocan fibras emocionales que son importantes, y hay fibras emocionales mas importantes que otras y ya.

No siempre se puede ser poético o sensible o querer tocar fibras especiales. Unos amigos me dicen que esto que hago, esto de los escritos, es para conseguir subir mi coeficiente de Klout, es decir, con cada lector que me de una interacción, ese coeficiente de interactividad global social subirá, y aquí es donde me pregunto, ¿para conseguir qué?

Bueno, no, el caso es que me indica que no debo de escribir cosas tan largas, pero no saben, uno no tiene la culpa, son mis dedos que están tecleando y tecleando en forma de una manera curiosa de escritura automática.

Aparte que un día dejaré de hacerlo, cuando ya me ponga a escribir el tema de la siguiente novela que apenas estoy en la preproducción. 

Digo, si no me becan antes. 

Además ya me prometí no tocar temas de política, que hoy por hoy siguen igual que siempre, deprimentes, así que no, esos no.

Bueno, y lo mencionó sólo para resumir, el caso es que el escrito de ayer apuntaba a lo que puede pasarnos en caso de indoctrinamiento indirecto con la tecnología actual en la que vivimos o más aún, con la dependencia de todos con la tecnología en lo poquito o lo muchito con la que convivimos poniendo de contraste el indoctrinamiento que hubo en los 60s a través de los libros escolares de texto  gratuitos.

Bueno, el escrito no se va, está ahí.

El punto es que, deberé escribir menos, no ser tan rollero. La gente cada vez tiene menos tiempo. 

Así será.

Y no tocar temas de conciencia social, o de política, o de deportes, o de...

Afuera hace calor, en las costas hace calor, cuidado con las alergias, o con gripas veraniegas o con las mil enfermedades punzocortantes que nos pueden ocurrir nada más dejemos suelo de confort.

Les deseo un cafecito, un capuccino, su té helado, su pepsi light, su coca light.

Pasen lindo día, miércoles 07 de Agosto, que nada les cuesta, ¿ok?

(¡Apoya a tu escritor local aunque sea rollero!)
(¡Próximo curso de LinkedIn, Las Redes y Networking, el dos de septiembre!)

No hay comentarios.: