sábado, agosto 31, 2013

Tiempos de desesperación, tiempos de intensidad...

De los tiempos de desesperación que vivimos, de los tiempos de intensidad que viviremos.

Resulta difícil de entender cómo se ha avanzado, en qué dirección, cuánto tramo en esto del punto en donde nos encontramos.

De qué vamos a cambiar, cambiaremos, veremos maravillas, veremos locuras, veremos lugares celestiales. Exploraremos nuevos terrenos, tendremos nuevos pensamientos, nuevas ideas de hacer lo viejo, seguiremos en la transformación de nuestras mentes, de nuestros sentires. Haremos tantas cosas...

Y todo eso está en el futuro, ese terreno inexplorado, del que no hay mapa, no hay idea clara, del que no hay quien diga con claridad "así estará".

Hay miedos y hay angustias, hay ansiedades y hay inquietudes.

Pero también hay fortalezas, y hay deseos de avanzar para llegar a buen puerto. Y hay criterios y hay sentido común, y hay buena voluntad y hay inteligencia, y sí, llegaremos a ese buen puerto, sea lo que sea este.

Y es que todo está pasando muy rápido y parece que nos precipitamos por llegar, pero no por nosotros, como que nos empuja la misma sociedad, los mismos patrones de conducta, las mismas tradiciones, las mismas viejas ideas, las mismas cadenas que nunca aceptamos,  pero ya lo he dicho, el chiste es saber detenerse... y mirar alrededor.

Disfrutar que estamos vivos, disfrutar que tenemos sueños, disfrutar pensando que sea la edad que tengas, lo que está enfrente de ti, es la mejor edad posible...

Piensa que hay tanta gente a tu alrededor que está ya como estatuas de sal, hombres y mujeres de Lot, sin saber hacia donde van. Viviendo vidas de silenciosa desesperación, como decía Thoreau.

Quiero que encuentres tu camino, que sigas adelante, que vayas por ese camino sin mapa. Y como muchos dicen: que disfrutes la travesía.

¿Porque hoy escribo de esto? Porque puedo, porque quiero, porque no debo esperar ningún particular momento para hacerlo. Porque hay que seguir explorando, porque nadie me lo impide.

Porque nuestros tiempos que vivimos sorprenderían a los de hace 10 años y nada nos hace pensar que en 10 años las cosas serán iguales de sorprendentes. Paradigmas, plataformas, pensamientos, ideas, supuestos, prejuicios, muchos caerán, poco a poco, como hojas reacias de árbol triste en invierno.

Te deseo que vivas intensamente, 10 años se pasan rápido. No llegues a arrepentirte en 10 años de lo que no hiciste pudiéndolo hacer, o pensándolo hacer, desde hoy mismo.

Recuerda vivir un día a la vez, pero piensa en el camino que abres, piensa en las maravillas por ver, las maravillas por sentir... no te arrepentirás.


Hoy es viernes, café, té helado, capuccino, coca light, y pepsi light... (¿hay de otra?)

Pasen lindo agosto (escrito al principio de Agosto)... Así, ¿de esta cantidad de palabras??

No hay comentarios.: