lunes, noviembre 25, 2013

El Presidente muerto y un Doctor Naciendo




Los aniversarios tienen sentido para los que tenemos sentido de la historia y 50 años son medio siglo.

Hoy hay un aniversario y mañana es otro.

Uno es trágico, el otro es, literalmente científico-fantástico.

Uno está envuelto en misterios, el otro se basa en misterios (de hecho, en México en los 70's al programa susodicho se le llamó Doctor Misterio).

Kennedy ha venido de más a menos. Su muerte lo convirtió en mártir, la gente y los medios lo hicieron santo. Así fue en los 60's ardientes, después, poco en los 70s egoístas, menos en los 80s confusos, sólo una película sesgada en los 90's cínicos, casi nada en los 00's escépticos, cero en los 10's indiferentes, puestos a prueba del ácido, no hay mucho que identifique a Kennedy de Truman, de Eisenhower, ya está a punto de caer en el territorio de sólo las páginas de la historia.

Eso sucede de manera inevitable, con todos los que fueron en su tiempo los grandes.

Es parte de los tiempos. John Fitzgerald Kennedy murió hace 50 años y arrancó los más extraños de los tiempos en los que hemos sido testigos.

Los tiempos que nos tocó vivir. 

Envueltos muchos de ellos en sudario de misterio, de cinismo, de la verdad puesta en duda, constantemente.

En fin, hoy habrá tintas y tintas, pixeles y pixeles de información.

Y nunca sabremos a ciencia cierta, qué ocurrió hace 50 años.

El lunes hablaré de lo que sí sabemos a ciencia cierta, con otro misterio, de otra índole muy distinta que también apareció hace 50 años.







Pasen un fin de semana, abríguense, que nada les cuesta!

Café a ustedes, té a ustedes de más allá y los demás, pues, lo demás.

No hay comentarios.: