viernes, noviembre 29, 2013

Feria del Libro de Guadalajara 2013 y recordando la del 2000... más un poco de Caifanes


Hoy no pude escribir nada coherente, o sea, así como para declarar un tema, sea medios, tecnología, historia, tendencias, rock, televisión, etece, etece.

Lo único que sé es que se inaugura mañana la Feria del Libro en Guadalajara lo cual me da mucho gusto.

Yo fui hace ya 13 años y el recuerdo que tengo de ella es que es impresionante, es toda una fiesta de personalidades en contacto de todos con todos, en los pasillos aquella vez me encontré a Óscar Chávez y a Alejandro Aura.

Muchos saben quien es Óscar Chávez, excelente cantor de música eminentemente política y romántica, y de hecho pueden verlo en aquella película de Los Caifanes.

Aquí un blog que hice hace mucho tiempo de esa película de 1966-1967. 


Y por otra parte Alejandro Aura fue un personaje que salía en televisión abierta y que era muy inteligente, escritor, poeta, dicharachero, con excelente sentido del humor además de una excelente voz. Generó el ambiente en el DF para crear muchos círculos de lectura, llamadas Las Aureolas.

Falleció demasiado pronto. 

Así es ese ambiente que me tocó en la FIL de Guadalajara.

¿Los libros? No te acabas de verlos pasillos con libros, pasillos y pasillos y pasillos y más pasillos.

En aquella ocasión vendí mi novela en un stand llamado de autores independientes de Jalisco, que de alguna manera estaban organizados para vender sus libros. 11 años después, surgió en Monterrey los Escritores Independientes Capítulo Monterrey, grupo al que pertenezco.


Haces mil cosas por leer, haces mil cosas por conocer libros, haces mil cosas por comprar libros, haces mil cosas por escribir, haces mil cosas por vender tus libros. Esas cosas mil son como obstáculos frente a nosotros.


Son demasiadas mil cosas. Parecen chorros y chorros de esos obstáculos.

La Feria del Libro de Guadalajara, es una fiesta, como la de Monterrey, en la que recuerdas que cada obstáculo es sorteado con gusto y con pasión, para poder llegar a esos contenedores de la memoria humana, los libros.

He dicho.

Hay menos frío por acá, traigo un poquitín de fiebre, pero como tantas cosas grandes y pequeñas, nada que no se quite con un mejoralito.

Lindo día a todos. "¡Tómate las medicinas, son para ti especialmente!", decía un anuncio antiguo hecho con marionetas del que nadie tiene recuerdos. Le haré caso.

¡Feliz diciembre!

No hay comentarios.: