lunes, noviembre 25, 2013

No es población, no es país, no es dinero, ¿qué es? Rumiando sobre el porqué se da el Doctor Who en Inglaterra...



Hace muchos muchos años había buena televisión abierta en el país. Había mucha diversidad, había variedad, había entretenimiento y diversión, no necesitábamos más, tenías 12 años, ¿qué más podías pedir? ¿Noticieros? ¿Documentales? 

Ni locos.

Y he aquí, que para ese año, 1974, ya habíamos visto los Thunderbirds, OVNI por el lado de aventuras, Puff'n Stuff, los Buggalos y Sombrerilandia, por el lado de fantasía.






Ya sé, algunos no saben de qué hablo, Googlenle por ahí en caso de interés.

Y había un programa más, uno que captaba poderosamente mi atención, se llamaba El Clan de los Pilluelos y era un grupo de chavitos que se juntaban en un patio y tenían una casa donde había mil detalles que tenían: que una puerta secreta, muchas palancas, mil resortes, pasadizos, puentes, artilugios de los más memorables, desde donde hacían mil cosas en las que se basaban sus aventuras.

Mi punto es, esos programas tenían que ver con Inglaterra, país de más habitantes entonces que México y que parecían tener una fuente inagotable de imaginación y que no sabíamos entonces, pero que nos iban a surtir poco después con  Space: 1999, con La Gente del Mañana y finalmente con el Doctor Who, que llegó a nosotros por ese año de 1976.

Afinidades son afinidades, algunos son literatura, otros deportes, otros otras cosas.

Lo mío lo mío son muchas cosas y una de ellas es la Ciencia Ficción y fantasía.

(No menciono la tele japonesa que nos llegaba con su Meteoro, Sombrita, Astroboy, El Hombre Par, Fantasmagórico, Monstruos del Espacio, Kimba, Ultramán et al, y ni menciono a la gringa, obvio).

Ya hablé mucho del Doctor Who, sus 50 años y demás durante el fin de semana (maravilla, un televisiongasmo total).

Lo que me llama la atención, no tanto el esfuerzo en sí de imaginación y demás, sino, ¿como decirlo? el medio ambiente donde surge esto: televisión impecablemente realizada, tomada en serio, llevada a cabo hasta lo que se puede, pero es llevada a cabo, porque hay un público que lo entiende, que lo acepta, que lo razona, que la pide, que la demanda, que la consume.

Así fue Inglaterra en 1963 con Doctor Who, y así obvio una vez más, Estados Unidos, y Japón, y los países que nos puedan faltar.

Inglaterra, 1963, dando televisión así, Japón, con todo y derrota a 20 años de distancia, dando televisión así.

Nuestro país, sí, tengo que terminar ya, 110 millones de habitantes y fraccion de fracción de eso, de lectores en general.

Ambientes a ambientes, ¿dónde está la razón? ¿Dónde está la raíz de la razón que me pueda explicar porque este país no permite un ambiente en el que haya lectores, por ende gente que pida, demande, calidad de todo, de hasta ciencia ficción?

¿El factor país? ¿El factor gobierno?. ¿Dónde? No es sólo acceso a la tecnología. Es qué haces con ella. Y son muchas cosas más. Muchas.

Pues en fin, no se confundan, no hablo de ciencia ficción, hablo de un... todo, de un ambiente en el que se permita que HASTA la ciencia ficción por televisión se convierta en una tradición de 50 años.

Pero en fin, hay esperanza, por algo seguimos escribiendo, ya lo dije.

Y nunca nos rendiremos, jamás.

Feliz Semana. Se va a poner frío. Cuidado, mis estimados, mis estimadas.

Y más cuidado. Que afuera hay monstruos.

No hay comentarios.: