jueves, diciembre 26, 2013

La serendipia amenazada.


Serendipia es la chiripa en nahuatl. Ok, no es nahuatl, pero sort of. Ok, no sort of, pero es similar.

Serendipia es el encuentro casual. Donde impera la suerte, donde llega el azar.

El navegar por la red, desde el primer día de los tiempos, ha sido una tarea azarosa.

Y menciono azarosa no como sinónimo de peligrosa, sino literal: el azar nos gobierna, nos maneja, nos va llevando por aquí y por allá en los temas de la World Wide Web. La gran Ancha Red Mundial (raro si la lees así, ¿no?).

Esto es como un gran árbol con mil ramas o gran bosque con mil árboles, o gran metabosque con mil bosques.. 

Hay por eso una tendencia a la curiosidad, ¿qué hay detrás de esa esquina, de esa rama, de ese website, de esos otras ligas o links o enlaces que Google me dice que existen, los que están en la página 3 de las 28 que aparecieron pero con las primeras tuve?

El tiempo o la premura impiden viajar más allá, curiosear ese blog, ver ese reporte, mirujear ese otro website de esa organización, de esa universidad, de esa persona, de ese grupo, de esa agencia, de ese poblado, de esa región, de ese otro país, en ese otro idioma.

El tiempo restringe, el tiempo es el que gobierna, nos maneja, nos controla, más que el azar. 

Los encuentros casuales se reducen, no hay chiripa, no hay serendipia, no hay accidente feliz.

Sumémosle los algoritmos malditos.

Los algoritmos son las rutinas que no estás viendo, que tú estás alimentando según avanzas por esas ramas tecnológicas, por esos bosques electrónicos. Son las migajas de Hansel y Gretel que vas dejando no tanto para indicar tu camino de regreso sino las que normalmente forman tu rastro en internet.

De ese modo llegas a un Amazon y ves CIERTO TIPO de libros, en IMDB, CIERTO TIPO de películas, en LinkedIn, CIERTO TIPO de contactos, en Facebook, CIERTO TIPO de amigos, en Pinterest, CIERTO TIPO de preferencias de imágenes.

De ese modo, esos algoritmos, usando tus conductas QUE ELLOS HAN REGISTRADO UTILIZANDO TUS COOKIES EN TU PROPIA CUENTA: tus  modos, tus PREFERENCIAS, te van SUGIRIENDO libros COMO LOS QUE YA LEES, amigos COMO LOS QUE YA TIENES, contactos COMO LOS QUE YA FRECUENTAS, películas COMO LAS QUE YA VISTE O CONSULTASTE, dando como resultado un MUNDO MUY A TU MEDIDA, PERO SIN SORPRESAS, totalmente familiar, totalmente en tu zona de confort.

El azar con todas sus vueltas y recovecos y desvíos gracias a la FORTUNA, Emperatriz del Mundo, Carl Orff y Carmina Burana dixit, en Internet corre el riesgo de no aparecerse cuando por decir en la cuarta página de esa búsqueda de Google que hiciste, está la gran oferta, está el gran descubrimiento, está la gran persona, el gran tema, la gran novela, el gran website que pudo, puede, podrá o más bien en ese futuro subjuntivo no se qué, PODRÍA o en su negación, NO PODRÍA YA JAMÁS, cambiarte el sentido de toda tu experiencia.

Así, con esos algoritmos, no hay motivos a sorpresas, al gran encuentro fortuito, al gran momento de la verdad inesperado, a tu posible cambio de vida, gracias a que no le hiciste caso a esas preferencias que nuestros aparentes amigos, GOOGLE, FACEBOOK, AMAZON, LINKEDIN  y demás seguidores menores, que sí, están tomando su parte como dioses de la mitología, con sus caprichos, con sus decisiones vanidosas, desconocidas, que esperan seguir conociendo de nuestras migajas digitales, cookies, de todos nosotros, ignorantes Hansels y Gretels, que alegremente vamos por las calles de la gran ciudad tecnológica, enredados felices en su red, red-undantemente dicho.

¿Cómo evitar esto? Ahorita, ni idea, pero mañana pensaré en algo.

Pasen su buen día, ustedes lo hacen, aún con el Azar por sobre nosotros, ayuda que pensemos en el camino, que anticipemos las circunstancias, que prevengamos con los sentidos de la percepción puestos al máximo. 

Disminuyamos los riesgos, pero pensemos, el azar no es del todo malo. 

La vida está llena de sorpresas. La vida es una tom-tom-tombola, Mona Bell también dixit (totalmente desconocida ya para todos, lamentablemente).

Y sólo recordar que la vida es más extraña, más extraña que la ficción.

Hoy en la tarde, hay Letras y Bengalas en el Fondo de Cultura Económica en la Librería Fray Servando Teresa de Mier, los espero, a los que puedan, con ansias azarosas. Habrá sorpresas y el azar aparecerá.

Cuidense... Ya es 19 de diciembre. Uf.




No hay comentarios.: