viernes, diciembre 27, 2013

Navidad y todo eso y videos y dispersión...

Desde todos los años la festividad es como un pivote a través de los cuales vive o vivía uno.

Es el invierno para el cual las hormiguitas trabajan y los grillos que se la pasaron grillando, perecen... a menos que alguna hormiguita se condoliese de la condición autoinfligida del grillo y pues, por algo seguimos teniendo grillos.

Es el invierno y la idea de la navidad por la que trabaja uno todo el año, en teoría, cuando se dice que tienes que darlo todo durante todo el año porque si no en el arbolito tuyo no va a haber regalitos.

O es como metáfora de la cruel y silenciosa competencia en cuanto nos ponemos a la tarea de observar que el número de regalitos disponibles es limitado y si los prefieres ver en el arbolito tuyo para tus hijos o en el arbolito de tu competencia, para los suyos.

O si es mejor verlo como metáfora del renacer y de que lo que viene siempre será mejor, o de si sólo lo vemos como expresión de la paz que necesitamos, de la tranquilidad que nos merecemos y que por una extraña razón espiritual de los tiempos todos la deseamos el mismo día, la misma noche. (Lo malo es que sea por solo esos momentos.)

Así las cosas, hoy es navidad.

Se acaba el caos de las compras y es curioso que cada año se escuchan más voces en contra del consumismo atroz y de la pérdida de nuestros valores en pos de comprar y comprar cosas de tan actuales que se obsoletizan en segundos que pensamos que sustituyen los buenos deseos, digo, mi Facebook rebosa de esas advertencias y de esos buenos deseos, y sin embargo veo las calles llenas de gente empujándose por comprar comprar comprar algo algo alguito lo que sea.

(¿Qué toda esa gente compradora estacional, no tiene Facebook o qué? ¡Ah!, no han de tener los amigos y amigas que tengo, eso ha de ser.)

Hace 40 años mi papá me regaló mi primer reloj de pulsera. Mmm, disculpen, pensamientos dispersos que se me vienen a la mente.

Ayer pensé que tengo un artículo que apareció en el Norte hará 20 años, sobre la navidad y mis abuelos, no lo encontré, tengo el recorte por ahí. Me prometí no ponerlo si lo encontraba y no, no lo voy a poner, demasiado emocional. Un amigo comentó que sólo bebiendo puedes escribir cosas así.

Sigo disperso.

Ah, la NASA sacó una recreación de cómo fue la foto aquella de la Tierra ascendiendo por sobre el horizonte lunar, el 24 de diciembre de 1968.


Una maravilla darse cuenta de que ahí estamos todos.

A donde vayas, ahí estamos todos, no puedes escapar, así qué... haz la paz. 

Haz lo que sea, pero haz la paz. Tu paz. Con tu vecino, con tu pasado, con tu presente, con tu futuro, contigo mismo. Haz tu paz.

Disperso.

Terminaré mejor escribiendo sobre las mejores canciones de navidad de rock, que cada quien escoja la que prefiera.


...de Band Aid (todos lo que eran importante en esa navidad de 1984 ahí estuvieron)

¿Ellos saben que es Navidad?




...de John Lennon...

Feliz Navidad, se acabó la Guerra




...dos de Paul McCartney...

...Pipas de la Paz



...Wonderful Christmas Time



...del Gran Bob Dylan que extrañamente, ¡también hizo algo de navidad!



...y de Bruce...

Feliz Navidad, Baby



Pásensela bien, hoy y siempre.


(Bueno, tal vez no estuve tan disperso...)

No hay comentarios.: