jueves, enero 23, 2014

Thirty years ago today! La Macintosh sale al mundo.






Yo no sé si los avances que mueven al mundo están a nuestro alcance para verlos, sentirlos, o quizá nunca los percibimos. Nos pasan de noche.

Un día alguien en 1450 pudo entrar en Maguncia, Alemania, a un taller y decir: "¡Hey, Johannes, necesito que me hagas unas invitaciones para mañana! Espera, ¿qué haces con eso? ¿qué es?".

Gutenberg pudo responder: "Se llama imprenta de tipos movibles... y cambiará al mundo...y sí, puedo hacerte las invitaciones pero estarán hasta el viernes de la próxima semana".

¿Se podría decir de la Mac lo mismo? ¿o fue la misma Apple IIe la que cambió al mundo o fue qué?

Alguien puede decir, este desarrollo que estoy viendo ante mí, ¿cambiará al mundo? ¿O somos tan vanos que creemos eso por darnos el gusto de decir después que vivimos en épocas grandiosas?

(A veces pienso que estos espacios los uso para registrar el momento que me tocó vivir. Alguien de seguro, en otro Facebook, con sus 1,200 amigos también hace lo mismo en Karachi, otro en Ottawa, otro más en Manila, otro más en Monterrey, California, otro más en Iquitos, otro más en...

Parte del show, son como crónicas. Pensé que eran sólo como reflexiones, pero son también crónicas.)

Parte de todo fue el tema de la aparición de la nueva máquina de Apple, en enero de 1984. 

Se los juro, casi nadie por entonces sabía quien era Steve Jobs, es más, nadie lo hubiera distinguido de Steve Wozniak.

la historia de cómo llegaron a la fama y fortuna, pues, ya se sabe, lo único que hago en este momento es recordar que eso sucedió hace tres décadas.

Afirmar que la Macintosh es una máquina que fue, usaré la palabra, exquisita, es sobreentendido. Que fue la primera en llevar a cabo al máximo el famoso acrónimo de WYSIWYG, que significa WHAT YOU SEE IS WHAT YOU GET, LO QUE VES ES LO QUE CONSIGUES, lo que ves en pantalla está idéntico a la hora de imprimir, cosa tan normal hoy en día, tan novedoso entonces,tan acostumbrados ahora, tan no-hay-ni-hubo-nunca-otra-manera-posible-de-hacer-las-cosas. 

En aquél entonces las impresoras eran de matrices de puntitos, tan sin chiste. Eran, son, deprimentes.

No conocí la Mac hasta meses después, era carisísima, como muchos productos que llegan a la gente al principio de su ola innovadora o disruptora, listos para impactar, o apantallar, a los early adaptors. Y no conocía por ese tiempo a muchos early adaptors que digamos. 

(Nota a mi mismo, sigo sin conocer a muchos, por tanto no hay más, deberé mejorar mis círculos sociales.)

Otra cosa maravillosa: el ratón. Nadie, una vez más, en el mainstream, o sea, en donde vivimos tú y yo, había tenido la necesidad de usar una cosa con cable que la uniera a la pantalla y registrara de forma simultánea un rumbo dentro de la misma e hiciera marcas con un click dentro de un objeto dibujado, eso, ¡vaya que era revolucionario!, sensible a la región delimitada dentro de pantalla para realizar una acción particular.

Eso es lo que hacía el ratón o mouse. Toda una industria nueva se desarrolló a partir de ello. 

Pero lo curioso de todo es que, por más que se vendieron doscientas mil Macs en ese primer semestre de 1984 (ah, ese comercial de Apple del Superbowl, sólo transmitido una sola vez, marcó historia), no servían de mucho más que para hacer dibujitos y escribir cosas que se veían bonitas. Y ya. No tenía lenguajes para programar, no tenía programas que cargar como un Office, no tenía juegos, en resumen: era algo muy caro para tenerla de adorno.

El ratón no lo inventó Apple, quienes lo desarrollaron ahí fue en base a diseños usados desde 1968 y que luego la Xerox desarrolló, esa Xerox, junto con ese tipo de pantalla "mapeable", sensible a la posición de como ya mencioné, algo llamado cursor o puntero que caprichoso se movía a través de la superficie.

Algo mas curioso todavía, que no duró mucho porque nadie daba un comino por eso, las unidades de medida recorridas por el mouse, se llamaron por un tiempo, "mickeys". Graciosos los señores.

¿Cómo llegaron los elementos de la Xerox a Apple? Jobs invirtio un buen en Xerox y se enamoró de los diseños y sin avisar decidió ya olvidarse de su fiel Apple IIe y de la III para tomar ventaja de los nuevos avances de ingeniería.

Sí, se puede decir que robó las ideas de Xerox.

Otro punto interesante a recordar es que a los diseñadores de la Mac, Jobs los obligaba a trabajar, ya saben la leyenda, a presiones gigantescas, y una cosa, no sé si sea apócrifa, pero dicen que él puso en el centro de una de sus salas, una motocicleta BMW, hermosa ella, para que los diseñadores e ingenieros tomaran un ejemplo de como se puede conjugar potencia y belleza en un espacio pequeño definido.

Ese era uno de los retos que Jobs haría después con los años y su Iphone e Ipad y demás artilugios.

Bueno, el problema fue que el mundo Mac fue cerrado. A ver si puedo resumir: La IBM desató la fiebre de las PCs en 1981, hizo billonario a Bill Gates por falta de atención en un pequeño detalle, el DOS nunca le fue vendido a IBM; sólo licenciado, cada usuario, una lana para Microsoft. 

Y la arquitectura de la PC siempre fue abierta de cierto modo, lo que ocasionó que todos podrían comprar PC´s compatibles sin importar la marca. Eso abrió decenas de posibilidades de programas nuevos que no necesariamente tenían que casarse con IBM, así salieron como menciono, decenas de marcas famosas, la Compaq, la Dell, la Gateway, etc.

La Macintosh, no. Jamás licenció nada. Por eso languideció en el 5% del mercado de computadoras personales o algo así, durante años.

Pero eso sí, con su WYSIWYG inventó el mercado del desktop publishing cambiando ese mundo por siempre.

Y bueno, no todo fue miel sobre hojuelas, su más acérrimo rival, Microsoft con Bill Gates a la cabeza, entendió lo que seguía y desarrolló algo que tenía que ver con pantallas con ventanas y ratón, nada que ver con construir máquinas que tuvieran mil proveedores externos de los cuales depender (disco, tarjeta madre, procesador), él sólo iría hacia el propio programa maestro, el sistema operativo, le puso Windows, y a Jobs eso no le pareció nada en absoluto. Se sintió robado, traicionado.

Pero eso estaba en el futuro y daría sustancia para películas y libros.

Todo eso sucedió hace 30 años y parece que el tiempo se fue por un agujero negro domesticado. 

Éramos jóvenes, arrogantes y sentíamos que teníamos mucho tiempo por delante.

Y vaya que así fue.

Lindo día. Lindo jueves.



No hay comentarios.: