viernes, enero 10, 2014

Tiempo de Play Offs!




Ya es tiempo de play-offs del fut americano y aparte que sé que a muchos sorprendo porque me capta el juego, déjenme les digo que tengo años viéndolo, mínimo desde que estaba en secundaria o prepa.

Pero los nombres pasan y los equipos y todo, y no deja de fascinarme ciertas cosas como el artículo que se llama "Como el balón de Futbol Americano tomó su forma" que aparece en la revista Time el día de ayer.

La vejiga de un cerdo, por eso tiene esa forma, de ahí lo hicieron al principio. Más fácil de arrojar y de correr.

La evolución de las cosas es fascinante, el cómo todo va de un origen a un presente hacia un futuro, desde aditamentos, carros, sombreros, ropa, aparatos, ideas, creencias, costumbres, tradiciones, palabras incluso y un balón de fútbol americano. 

Diseño sigue a forma o forma sigue a función o ¿cómo es?

El tema va que en el videojuego de americano llamado Madden 13, y que tiene 10 millones de líneas de código (es tan real, que los jugadores de la NFL lo juegan y ensayan ahí jugadas nada acostumbradas que luego llevan a cabo en juegos oficiales), lo más complicado de todo es la simulación de cómo REBOTA EL MALDITO BALÓN para capturarlo fielmente y que para eso lo dejan caer en todos lados PARA VER HACIA DONDE VA y capturar los resultados y traducirlo a código.

Y de ahí los que saben de física, dentro del equipo técnico de desarrollo del juego mentado Madden, dicen, "no, un balón no cae de 30 maneras diferentes, sino de 30 mil o de 30 mil millones".

Obvio que eso es por su forma, ya dije, y todo para que se pueda correr y tirar... y más difícil de recoger cuando rebota.

Y eso le da esa aleatoriedad inesperada: la incertidumbre es total y de su destino dependen Superbowls. De eso dependen temporadas de sufrimientos y triunfos y derrotas, glorias y leyendas.

Ese rebote es el que hace que los puntos en un partido oscilen de manera tan tremenda.

en el cual mencioné las maravillas de estrategia del mismo.

El artículo del Time menciona el azar como la fuerza absoluta en el americano. 

Como los planes estratégicos, todo está perfecto en el pizarrón, en las carpetas, en las reuniones, en los cuarteles, pero nada más llegas al campo, literamente, o como se dice, "en campo", y la niebla de batalla hace todo confusión y de ahí, la aleatoriedad hará ganar al equipo más adaptable, más flexible.

Pero la suerte es la suerte.

Y un balón rebotando es peor que mil dados, o mil millones.

Y si alguien me dice que el azar no rige la vida de todos, entonces no sé donde está la moraleja de todo lo que acabo de escribir, así que... ahorrenme escribirlo, pero piénsenlo, donde en sus vidas, el azar no reinó:

¿En aquél tema que estudiaste y no vino, o que sí vino en el examen? 

¿En aquél alto que hiciste y que el carro o trailer o autobus te pasó rozando? ¿O que sí chocaste por nada?

¿En aquél día que saliste a tal y parte y de CASUALIDAD pasó un amigo que te presentó a una amiga que te presentó a su hermana y que luego...?

El balón está en el aire. Y alguien lo atrapará... Ventaja, ¿para quién?

Y repito, un balón rebotando es peor que mil dados, o mil millones.

Hace frío afuera, y mañana de madrugada, ni frío, ni calor, cero grados...

Y de nuevo, cafecito... o tecito...

Excelente lunes.

No hay comentarios.: