miércoles, febrero 17, 2016

Mick Jagger y el poder limitado de sólo ponerle atención a tu perfil en LinkedIn.





Espero explicarme. 
No se trata de sólo atender el perfil.
Mick Jagger, quien junto con los Rolling nos visitará pronto, ha dicho desde 1965,
“…es el Cantante, no la Canción
(del disco de December’s Children del mismo año).
Obvio o no, opiniones al respecto que van y vienen, pero el postulado es que no nada más es la letra, sino que mucho del éxito de una canción también es de quién interpreta la canción, con su propia entonación, intensidad, vibración, fuerza, timbre y emoción.
Usando lo anterior como analogía un tanto forzada, pues acá en LinkedIn “…no es el Perfil, es la Persona”.
El Perfil no es sólo la descripción de las personas en función del puesto con sus actividades, sino es más bien un resumen de lo que
ES la Persona Profesional MÁS habilidades y estudios (escrito estático) 
Y a eso, que sólo se mueve ocasionalmente en teoría, habría que agregarle la importancia de 
lo que HACE la persona (status dinámico): su día con día, su pensamiento, sus opiniones, sus alcances, sus inquietudes, sus intereses, sus puntos de vista y la única manera en que se muestran estas dinámicas de su vida profesional es comunicándolas con toda su comunidad, diciéndole lo que piensa, ve e interpreta, desde su ambiente de manera constante. 

En otras palabras, su PRESENCIA Y VISIBILIDAD.
Por eso, no, no nada más es el perfil.
Sí, el perfil es la caratula.
Sí, hay fotos hermosas, de estudio, distinguidas. Pero si no se tiene desarrollado el contenido que viene dentro del perfil éste no será suficiente.
Se tiene que ver también el mensaje que se quiere enviar.
¿Se busca empleo? ¿Clientes o prospectos? ¿Ampliar sus horizontes? ¿Buscar seguidores para su empresa?
Sabiendo qué problema resuelves él y/o su empresa. Sabiendo qué vende, él y/o su empresa.
Pero si se creé que por sí solo el perfil llamará a la gente y que por ello le ofrecerán un excelente puesto (ya que eso sólo les basta a los Head Hunters que sólo buscan cumplir con un perfil solicitado y así que lo incluyan dentro de un grupo de candidatos propuestos), bien por la persona, pero sabemos que eso le funciona sólo a un porcentaje de los habitantes de LinkedIn-landia, pero no a todos.
Si esa es la posibilidad (por puestos, trayectoria y sobre todo, edad) sólo asegurarse que tenga foto padre, tipo estudio, incluir decenas de palabras clave para búsqueda, puestos, diplomados, logros, etc., lo que venga en las tendencias actuales de un buen CV (son sencillas de encontrar y la mayoría siendo redundante, tienden a coincidir).
Y si da el kilo, genial, felicitaciones, seguramente a la persona le tocó estar en elpool profesional correcto en la edad correcta en el momento correcto, sus habilidades coincidieron con lo solicitado ya que logró llamar la atención de la persona correcta.
Pero a los demás no nos basta el puro perfil.
La otra mayoría de los que estamos en el pool profesional freelance  necesitamos movernos, que nos vean, que nos miren, que sepan todos qué hacemos, qué hemos hecho, y qué más podemos hacer por la gente y por la organización.
Nosotros necesitamos la atención de las personas que toman decisiones, de las personas que tienen problemas del mismo tipo, de preferencia, de los que nosotros mismos resolvemos.
El perfil sólo no basta. Tenemos que hacer movimiento continuo, soltar opiniones, e insisto, llamar la atención sobre nuestros temas. Y hacerlo de manera constante, también recordar que esa comunidad que forma nuestra red no están todos al mismo tiempo a la misma hora o el mismo día mirando su muro para el momento en que nosotros estemos posteando (En Facebook, solo el 14% de nuestros contactos ven lo que ponemos y antes era el 16%, démonos de santos).
Son las trampas del timeline.
Por eso hay que agregar cosas diarias. Temas de relevancia que provoquen, convoquen, respuestas, intervenciones, opiniones y sólo esperar el Santo Grial de todos: que compartan nuestros pareceres, agregados y recomendaciones más allá de nuestras redes y que éstas lleguen a más personas de las que buscamos.
Esa es la idea.
“ Santo que no es visto no es adorado”.
La presencia constante correcta.
Sobre el perfil correcto.
En la red correcta.
Pero no nada más que la atención sea al perfil, ¿ok?
Mick Jagger sabe mucho de eso.
No nada más es la canción.
Es el cantante.
Eso puede que le ayude en el futuro, con las canciones que sean.
Recuerden, Mick Jagger tiene buen perfil, buena presencia, constante, además de buena visibilidad y detener la red correcta de contactos de todos sus años de experiencia.
Y mucho le ha de ayudar, supongo, que siempre será un Rolling Stone.

No hay comentarios.: