sábado, abril 16, 2016

Hoy leí esta tira cómica de Calvin y Hobbes y pensé...



Hoy curioseando entre tanta cosa, yendo de aquí para allá y, créanme, todo empezó en el tema de gatos, de si te escuchan o no, de ahí partió la búsqueda, la semilla por así decir, casi aleatoria y de ahí me fui hacia buscar a Gary Larson, que es el autor de muchas cerebrales tiras acerca de las relaciones de los seres humanos y los gatos, vistas desde su muy inusual percepción.

Pues así llegué a un lugar llamado http://listverse.com/2013/07/03/the-10-greatest-syndicated-comic-strips-in-american-history/ en el que habla de las tiras cómicas, según el autor, más importantes de todas, me imagino que habla del mercado norteamericano, y sí, estaban las sospechosas usuales.

Ya saben, Pogo, Doonesbury, Opus, Peanuts, Garfield, Gary Larson's The Far Side y dos-tres sorpresas, obvio, Calvin y Hobbes como número 1, no es sorpresa.

Lo que sí fue sorpresa fue la tira que el tipo que hizo la lista eligió para contar, no mostrar, contar y fue sencillamente maravillosa.

¿Inquietante? no, Sensible, bella, trascendente.

O eso, o el sensible fui yo cuando la leí.

Dedicada para rodos aquellos que piensan que los comics y sus artistas no son capaces de profundizar en el alma humana en cuatro sencillos cuadritos.






No hay comentarios.: